29 mar. 2009

La Hermandad Matriz aprueba un Manifiesto contra el aborto

pp.Ω Gladius
Enviado por María T.L.
En relación con el proyecto hecho público por el Gobierno de España, de proceder a la ampliación de la Ley del aborto, la Pontificia, Real e Ilustre Hermandad Matriz de Ntra. Sra. del Rocío de Almonte, en nombre de toda la Familia Rociera, hace público el siguiente Manifiesto:

Como fieles laicos que formamos parte de la Iglesia, y devotos de María Santísima, que engendró a su Hijo Jesucristo, el Pastor Divino, fruto bendito de su vientre, queremos expresar con toda claridad nuestra oposición al aborto, y nuestra firme defensa de la vida humana, que es sagrada e inviolable desde el momento de su concepción y hasta el de la muerte natural.

Hacemos nuestra la doctrina de la Iglesia y el magisterio del Santo Padre, expresado por nuestros pastores, en la Conferencia Episcopal Española, a través de su Instrucción Pastoral La familia, santuario de la vida y esperanza de la sociedad, y afirmamos que “el aborto provocado es un crimen abominable e injustificable, un acto intrínsecamente malo que viola muy gravemente la dignidad de un ser humano inocente, quitándole la vida, y también de quienes lo cometen, sin que ninguna circunstancia, por dramática que sea, puede justificarlo. El aborto es un gravísimo atentado contra la vida humana, que supone su destrucción, precisamente en el momento en que se halla más frágil y necesitada de cuidados”.

Creemos además, que la oposición al aborto y la defensa de la vida humana, concita en la sociedad española el consenso de muchas personas no creyentes, porque dicha oposición no es privativa del pensamiento religioso, sino que encuentra todo tipo de argumentos morales y jurídicos, en la propia condición natural de la persona, nacida o no, y en la defensa de la vida humana, en todas las fases de su desarrollo.

Defendemos por último, a la luz del altísimo número de abortos registrados en los últimos años y de los abusos cometidos, que han sido denunciados y conocidos recientemente por la opinión pública, que si algo es necesario actualmente en España, es restringir, y no ampliar, la posibilidad de abortar.

Concluimos este Manifiesto implorando a nuestra Madre, la Virgen del Rocío, que ilumine a la sociedad española y a sus gobernantes para que, lejos de llevar a cabo las medidas anunciadas favorecedoras del aborto, el Gobierno asuma la obligación de defender el proceso natural de gestación, y establezca un sistema legal para la defensa de la vida, que suponga una protección efectiva de la misma, desde la concepción y hasta la muerte.
Salida de la Virgen del Rocío de su Hermita en Almonte, Huelva. 200 AM. 5 de Mayo.2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.