6 ago. 2009

El último Rey guillotinado.

Alfonso de Borbón Dampierre, Duque de Cádiz

Alfonso de Borbón, primo del Rey Juan Carlos de España, era un extraordinario esquiador. Sin embargo falleció mientras esquiaba en Estados Unidos en el año 1989...

Alfonso de Borbón Dampierre, Duque de Cádiz, hijo de los duques de Segovia, Jaime de Borbón y Battemberg y Emmanuela Dampierre y Ruspoli, nació en Roma el 20 de abril de 1936. Era hijo del infante Jaime de Borbón, el hermano mayor de Don Juan de Borbón y Battenberg, el padre del Rey Juan Carlos.

Su padre, Jaime de Borbón, heredero primogénito al trono español, con más derecho que su hermano Juan, había renunciado a sus derechos dinásticos en 1933 por su condición de sordomudo en favor de don Juan de Borbón, el padre del rey Juan Carlos.

Pretendiente al trono de Francia y de España. Se casó con la nieta del General Franco, Carmen Martínez Bordiu en 1972, pero el caudillo ya había nombrado sucesor a Juan Carlos en 1969. De modo que Alfonso era ya solo el heredero legítimo al trono de Francia, el país que acabó con la monarquía a golpe de guillotina. Y heredero en segunda línea a la corona española en caso de una improbable extinción de toda la familia de Juan Carlos.

Alfonso de Borbón en la Entrega de Medallas de la Final de la Copa del Mundo del año 1977, en Sierra Nevada, Granada, España.

Alfonso de Borbón era un veterano y experto esquiador. Sin embargo, falleció mientras se deslizaba por una pista de la estación invernal de Beaver Creek, en las Montañas Rocosas, Colorado, Estados Unidos, el 30 de enero de 1989. Desde entonces, muchos se preguntan si al duque de Cádiz le llegó la hora o bien alguien adelantó su reloj con intención de quitárselo de en medio.

En aquellos días se estaban realizando los preparativos para los Campeonatos Mundiales de esquí, en La estación invernal de Beaver Creek, en Colorado.

El diseñador de la carrera, Bernhard Russi, acababa de descender por la misma pista delante de Alfonso de Borbón, y ningún obstáculo se interpuso en su camino; nada le ocurrió.

Pero cuando el duque de Cádiz se lanzó a la pista de slalon, pendiente abajo, al llegar al final de la pista de descenso, de repente su cuerpo chocó contra un cable de acero de 4 milímetros de grosor, justamente a la altura precisa y exacta de su cuello.

El terrible impacto segó su arteria carótida, le produjo graves heridas en su cuello y le causó una fractura en la base del cráneo.

Incomprensiblemente, a pesar de la presencia de autoridades y responsables en la zona de la pista, el cuerpo de Alfonso de Borbón permaneció 40 minutos tirado en el suelo, con vida, pero sin atención médica ni socorro de ningún tipo, que hubiera sido determinante.

Antes de ser recogido de la nieve, se le hicieron 18 fotografías, mientras permanecía tirado en el suelo. Sorprendentemente, le fueron sustraídos su reloj rolex y 1000 dólares que tenía en su cartera.

A las 15:56 h, Alfonso de Borbón fué recogido de la pista. Después de 2 horas de ocurrido el trágico "accidente", fué ingresado en el Centro Médico del Valle del Vail, que tan solo se encontraba a 16 kilómetros de las pistas de esquí.

Cuando el duque de Cádiz fué ingresado en la Clínica, todavía tenía pulso cardiaco. Pero a las 16:48 h, de aquél fatídico lunes, 30 de enero de 1989, los médicos certificaron la muerte del heredero legítimo al trono de Francia.

El Duque de Cádiz, Alfonso de Borbón, y su hijo Luis Alfonso, el actual heredero legítimo al Trono de Francia.

Trasladado el cuerpo a la funeraria de la localidad de Idaho Spring, que está situada a unos 40 kilómetros de Vail, los médicos que practicaron la autopsia, declararon que el duque de Cádiz presentaba una herida muy cortante, con un corte en el cuello de 180º, en forma de semicírculo, pero que el cable no llegó a decapitarle completamente.

Existe una extraña contradicción, porque por un lado la investigación oficial señaló que la muerte de Alfonso se debió a un "accidente involuntario". Sin embargo, el informe policial del sheriff de Beaver Creek, en Eagle County, especifica que la muerte de Alfonso está calificada como "homicidio".

El esquiador español Francisco Fernández Ochoa, que se encontraba aquellos días en Colorado, acompañando al equipo de esquí español, manisfestó su sorpresa y conmoción, comentando que el duque de Cádiz no se arriesgaba tontamente, sino que era un esquiador muy bueno.

Misteriosamente, el empleado de la estación de esquí que retiró el cable del cuerpo de Alfonso de Borbón, Daniel Conway, desapareció de Beaver Creek y nunca más volvió a ser visto en aquella localidad.

Y extrañamente, al parecer, la policía destruyó todas las fotografías que fueron realizadas al duque de Cádiz mientras permaneció en el suelo de la pista. Un extraño comportamiento policial que, cuando menos, llama la atención.

La prensa de Denver publicó al día siguiente las fotografías de Alfonso de Borbón en primera página, recordando al "Príncipe sin Suerte", al que le fueron negadas dos coronas, que fué abandonado por su mujer, perdió a uno de sus hijos en un accidente de automóvil, y que sufrió una muerte trágica.

Especulaciones en los medios

Se ha especulado en algunos medios con que la muerte de Alfonso de Borbón coincidió en una época en la que éste estaba reafirmando los derechos dinásticos de su familia, se entiende que hacia España. Sin embargo, la cuestión dinástica se resolvió por completo en España en 1969, y en 1989 no había ya ningún tipo de tiranteces ni disputas borbónicas por el Trono de España.

Sin embargo, es evidente que la firma de la muerte del desdichado Borbón, mediante guillotina, tiene forma francesa, o al menos trae el recuerdo de los métodos expeditivos que las sociedades secretas inspiraron en la Revolución Francesa de 1789, con los que los monarcas, autoridades y muchos otros personajes relevantes de la Francia del momento fueron cruelmente guillotinados.

En 1989, el presidente de la República Francesa era el socialista Francois Miterrand, un individuo de oscuro perfil que por cierto estuvo involucrado en infinidad de asuntos sucios relacionados con los servicios secretos.

Tradicionalmente la población de Francia ha estado dividida entre los que añoran la monarquía y entre los que defienden la República. Pero en los últimos años cada vez más franceses reclaman la vuelta de la Monarquía. Por eso todas las miradas francesas están puestas últimamente en un hombre: el hijo de Alfonso de Borbón, Luis Alfonso de Borbón.

Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas







3 comentarios:

  1. Anónimo21:30:00

    Bajo que títulos fue pretendiente al trono francés?

    ResponderEliminar
  2. Cuando el conde de Chambord, Enrique de Borbón y Borbón-Dos Sicilias (Enrique V), murió sin descendencia y la línea legítima de la casa francesa de Borbón estaba extinta (existía líneas ilegítimas como los Borbón-Busset), solo quedaba recurrir a los Borbones españoles y anular la abdicación que hizo Felipe V de España sobre todos sus derechos en Francia y así considerar a sus descendientes como reyes de dicho país, pero en ese momento España estaba bajo el reinado de Alfonso XII, hijo de Isabel II, la ley sálica aun regía en Francia. Por tanto los legitimistas consideraban nulo el derecho de este y aceptaron como rey legítimo a los descendientes de Carlos María Isidro de Borbón, tío de Isabel II de España e iniciador de la línea carlista de los Borbones. Eso convirtió en pretendiente legitimista a Juan Carlos María Isidro de Borbón y Braganza.

    * Juan Carlos María Isidro de Borbón y Braganza, conocido como Juan III, pretendiente entre 1883 y 1887.
    * Carlos María de los Dolores de Borbón y Austria-Este, conocido como Carlos XI, pretentendiente entre 1887 y 1909.
    * Jaime de Borbón y Borbón-Parma, pretendiente entre 1909 y 1931, conocido como Jaime I.
    * Alfonso Carlos de Borbón y Austria-Este, pretendiente entre 1931 y 1936, conocido como Carlos XII.
    * Alfonso XIII, rey de España y pretendiente legitimista entre 1936 y 1941 como Alfonso I.
    * Jaime de Borbón y Battenberg, pretendiente entre 1941 y 1975, conocido como Enrique VI.
    * Alfonso de Borbón y Dampierre, pretendiente entre 1975 y 1989 como Alfonso II.
    * Luis Alfonso de Borbón y Martínez-Bordiú, pretendientre desde 1989 y hasta el día de hoy, como Luis XX.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:06:00

    ¿Como puedo encontrar a Daniel Conway?

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.