27 oct. 2009

Que los Obispos se pronuncien sobre estas importantes cuestiones morales antes de las elecciones en Chile.

A pocas semanas de las elecciones presidenciales reina una casi total confusión sobre los programas de gobierno de los candidatos.
Sin embargo, parece haber una concordancia entre ellos en la legalización del llamado aborto terapéutico y las uniones homosexuales.
Ante esta coincidencia en posiciones tan contrarias a la moral católica, urge una orientación moral clara que disipe la confusión reinante.
Incontables electores católicos nos preguntamos: ¿Puedo, como católico, hacerme cómplice con mi voto de que mañana se apruebe el aborto, la eutanasia o la unión de homosexuales?
El silencio de los Pastores ante programas de gobierno que incluyen la aprobación de tales aberraciones morales podría hacer creer a muchos católicos que ellas no son tan malas, pues varios de esos candidatos se dicen católicos.
Envíe ahora su petición a su Obispo haciendo clic aquí para que ayude a hacer  desaparecer este clima de confusión, tan perjudicial para la familia en nuestro país.
Esa confusión se ve agravada por la declaración de algunos eclesiásticos que parecen dar apoyo a las uniones homosexuales.
Urge, pues, un pronunciamiento público de los Obispos sobre estas importantes cuestiones morales, que haga desaparecer el actual clima de confusión electoral.
Por esto le pido que Ud. dirija a su Obispo la carta que le anexo. Vaya a este formulario, rellene sus datos y seleccione el Obispo al cual Ud. quiere dirigirse. (Atención: no olvide seleccionar el Obispo destinatario.)
Saludos cordiales,
Luis Montes Bezanilla
Contacto: contacto@accionfamilia.org

Haga click en la imagen para llenar y enviar carta a su Obispo.
Abajo publicamos la carta in extenso.

decid una palabra y el pais estara a salvo
Carta a su Obispo:
“…para todo católico, vale la imposibilidad de participar en campañas de
opinión a favor de semejantes leyes (aborto, eutanasia, unión homosexual)”

Excelencia Rvma.:
En las próximas elecciones nacionales se decidirán –como en pocas ocasiones– asuntos morales que afectan gravemente la conciencia de los católicos.

Todo el País conoce las declaraciones de los candidatos presidenciales que prometen la legalización del aborto y de las uniones homosexuales, la eliminación de la norma constitucional que define a la familia como la “célula básica de la sociedad” y la aprobación de la eutanasia, entre otras promesas gravemente contrarias al orden moral cristiano.
Por todo lo anterior, como católico, pido a V. Excia. una declaración sobre lo que enseña y manda la doctrina católica acerca de la licitud de votar por candidatos  que promueven esas iniciativas.
No estamos pidiendo, Excia., que los Sres. Obispos digan por quién se debe votar y por quién no se puede. No se trata de indicar candidatos, sino programas que merezcan graves objeciones de conciencia en función de ser “razón de pecado”.
Como afirmó el Cardenal Ratzinger, “Juan Pablo II, en línea con la enseñanza constante de la Iglesia, ha reiterado muchas veces que quienes se comprometen directamente en la acción legislativa tienen la «precisa obligación de oponerse» a toda ley que atente contra la vida humana. Para ellos, como para todo católico, vale la imposibilidad de participar en campañas de opinión a favor de semejantes leyes, y a ninguno de ellos les está permitido apoyarlas con el propio voto”. (Congregación para la Doctrina de la Fe,  “Sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política”, 16 de Enero de 2003)
Permítanos agregar, Excia., que una omisión de parte de quienes están llamados a iluminar nuestras conciencias,  podrá reproducir en Chile el absurdo ocurrido en las últimas elecciones presidenciales norteamericanas, en las cuales el candidato abortista obtuvo la adhesión mayoritaria del voto católico.
El pronunciamiento de su Excia. puede ser decisivo para que los candidatos sean coherentes con los principios católicos que dicen profesar.
Agradeciendo desde ya su benévola acogida a este pedido hecho en pro del futuro cristiano de nuestra Nación y para la salvación de incontables vidas de inocentes, pide su bendición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.