6 nov. 2009

Dios les perdone.

Un bebé aquejado de una enfermedad irreversible cuyos padres están enzarzados en una batalla legal sobre sobre la conveniencia de mantenerlo, o no, con vida artificialmente vive "pendiente de un hilo", cómo se escuchó el martes en el tribunal de Londres que juzga este caso que conmociona Reino Unido. clip_image001Una enfermera cuidando de un bebé Ampliar fotografía

El pequeño, conocido únicamente como 'Baby RB', padece una grave enfermedad neuromuscular conocida como síndrome miasténico congénito, que le impide respirar y mover sus miembros. Está conectado a un respirador artificial desde que nació, el 10 de octubre de 2008.

Los médicos que le atienden, respaldados por su madre, quieren desconectarlo para evitarle un mayor sufrimiento, argumentando que le espera una "existencia deprimente", incluso si llegara a abandonar el hospital algún día.

El padre, que está separado de la madre, alega que el cerebro del bebé no está afectado por la enfermedad e insiste en que su hijo puede ver, oír, sentir y reconocer a sus progenitores. También cree que su hijo podría ser desconectado del respirador si se le practicara una traqueotomía, es decir, una apertura dentro de la tráquea para facilitar el paso del aire a los pulmones.

Sin embargo, un especialista en cuidados intensivos pediátricos, que como todos los implicados en el caso sólo puede ser identificado por motivos legales como 'Dr. F', declaró el martes en el tribunal que el niño vivía "pendiente de un hilo" y "no era un candidato" para una traqueotomía. El doctor precisó que aunque fuera intervenido seguiría dependiendo de una respiración artificial y, además, habría que introducirle un catéter en las vías respiratorias para extraerle el líquido que se acumula en sus pulmones debido a una carencia de "reflejo nauseoso o tusígeno". "No es una existencia que la mayoría de familias querrían para su hijo".

A petición del padre, veinteañero al igual que la madre, otro especialista debe pronunciarse sobre el tema en los próximos días.

Por su parte, la abogada de la madre leyó el lunes un comunicado explicando las razones por las que ésta pedía la desconexión del pequeño. "La madre de RB ha estado junto a la cabecera de su hijo desde que nació. Cada día ha visto el dolor que siente sólo para sobrevivir". "En su cabeza, el intolerable sufrimiento que experimenta su hijo debe prevalecer sobre su propio dolor", agregó precisando que la opinión de todos los médicos que había consultado era "unánime".

2 comentarios:

  1. Anónimo17:38:00

    Si, Dios perdone a los partícipes del sufrimiento de este bebé.

    Dejenlo ir, no lucren con su sufrimiento.

    Antonino

    ResponderEliminar
  2. Solo Dios y su misericordia pueden salvar y devolver a una vida normal a esta criatura,de no ser asi este niño es un angel que nos biene a salvar dejandonos un claro mensaje a todos aquellos que lo tienen todo y siempre quieren mas!!

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.