17 dic. 2009

Si los buenos se van al cielo…¿Donde se van los malos?

Se es sacerdote en la tierra, en el cielo y en el infierno.

R.P. Rolando muñoz

No sabemos donde van a parar las almas, de hecho según se no se puede asegurar siquiera que Judas este en el infierno, pero sabemos por revelaciones que hay muchos  malos Sacerdotes, Obispos e incluso niños. A su vez tenemos la certeza de la Infinita Misericordia de Dios, esa de la que todos abusamos constantemente al no corregirnos, esa que desafiamos al no confesarnos, esa que ultrajamos al reincidir en nuestras faltas, esa que según  nos cuenta el Padre Mateo Crowley en su libro La Hora Santa es la practica favorita del Sagrado Corazón, La divina Misericordia, misma que esperamos haya tenido Dios con esta oveja descarriada que falsifico la doctrina llevándola a extremos tales que han redundado en la perdición de muchas almas y en la persecución de la ortodoxia y la tradición, mala doctrina que nació en  América , hija predilecta del CV2 y de la II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano realizada en Medellín del 26 de agosto al 7 de septiembre de 1968 y conocida en el ambiente como La Conferencia de Medellín, cuyas conclusiones fueron aprobadas por el entonces Papa Pablo VI.

Imagen.Divina.Misericordia 

La   influencia marxista de la “Teología de la liberación” perdura hasta el día de hoy en comunidades religiosas, congregaciones,  movimientos políticos, movimientos sociales y por sobre todo en las muy conocidas comunidades eclesiales de base, trascendiendo las fronteras de la América hispana esta herejía  marxista-modernista es   responsable también del vergonzoso e impresentable proceso de  inculturación y sincretismo anihilador  de la liturgia católica,  ya herida de muerte por el masón  y Monseñor Bugnini  quien junto a una camarilla de pastores protestantes había logrado la desacralización de la misma en un grado tal que alguna autoridad protestante por ahí destacó la no inconveniencia de que  sus fieles asistiesen a ella.

De Izquierda a Derecha los Doctores Protestantes: George, Jasper, Shepherd, Kunneth, Smith, y Max Thurian, acompañados del Papa Paulo VI.

“Teología de la liberación”, psdeudo teología esclavizante;  satánica doctrina destructora del orden que viene a completar la lista de herejías que confluyen en la  cloaca modernista según  decía el Papa San Pío X.

Tristemente celebres nombres como los  del R.P. Leonardo Boff, el R.P.Gustavo Gutiérrez Merino entre otros muchos hasta el dia de hoy  fueron profundamente trastocados en su Fe por uno de los sacerdotes  y autor  clave en la “edición de esta herejía” llamada  “Teología ”, me refiero al ya difunto R.P.Ronaldo Muñoz  quien se mudo a vivir entre los mas pobres a quienes enseño marxismo y resentimiento social.

Destacable es el penoso caso del sacerdote   Camilo Torres Restrepo, que en su desvarío marxista  se extralimita a un grado tal que llega a  hacerse guerrillero del E.L.N. (Ejercito de liberación Nacional) grupo terrorista colombiano, es ahí en donde fallece en el transcurso de una emboscada que realizaban a una patrulla militar colombiana, primera experiencia de combate del Sacerdote.

CAMILO TORRES...

También encontramos el triste caso del Sacerdote español Gaspar García Laviana; Este sacerdote asturiano  muy influenciado por la Teología de la Liberación que ponía en lugar preferencial la acción pastoral a los pobres,  acabó tomando las armas al mal entender que un cambio político pacífico no ayudaría a paliar las terribles necesidades materiales que veía todos los días en Nicaragua y se hizo sandinista, siendo conocido como “Comandante Martin”, al igual que el desgraciado anterior murió combatiendo y sin asistencia sacramental.

gASPAR gARCIA- sACEDOTE 

Es por lo anterior que me alegro de que ya no este entre nosotros y espero de corazón que Dios haya hecho con el de Misericordia y no de Justicia pues de no ser por sus peregrinas ideas, los sacerdotes mencionados al menos no hubiesen encontrado muertes tan impías y faltas de Dios..

Gladius

emol

SANTIAGO.- El sacerdote Ronaldo Muñoz, autor de numerosos textos considerados claves en la Teología de la Liberación, murió por un tumor canceroso que se le detectó en mayo de 2008.
El religioso, de 76 años, fallecido ayer, estudió en la Universidad Católica de Chile y en 1972 culminó un doctorado en teología en Alemania, en la Universidad de Ratisbona, con una tesis sobre "nueva conciencia de la Iglesia en América Latina".
Con su quehacer buscó una síntesis entre su formación sistemática y la experiencia junto a las comunidades cristianas populares, con las que vivió hasta su muerte.
Entre 1965 y 1980 integró el equipo teológico de la Confederación Latinoamericana de Religiosos, el equipo editor de la colección "Teología y Liberación" y asesoró a obispos en las conferencias de Puebla, Santo Domingo y Aparecida.
Entre sus publicaciones figuran "Nueva Conciencia de la Iglesia en América Latina"; "La Iglesia en el Pueblo: Hacia una Eclesiología Latinoamericana"; "Pueblo, Comunidad, Evangelio. Escritos Eclesiológicos"; "Nueva Conciencia Cristiana en un mundo globalizado".
Su obra más divulgada fue "Dios de los Cristianos" con traducciones al portugués, inglés, francés, italiano y alemán.
Al dar cuenta de su deceso, la Congregación de los Sagrados Corazones informó que poco antes de morir el religioso dijo que "creer en la vida y en la plenitud de la vida más allá de la muerte no es un lugar común. No es algo evidente, no es algo que cae de su peso".
"Muchos cristianos se dejan seducir por el proyecto de Jesús para humanizar la tierra, pero suspenden su opinión respecto del sentido último de la vida", sostuvo.
El sacerdote fue muy crítico del régimen militar de Augusto Pinochet y de la relación de la Iglesia Católica con los pobres. En una de sus última entrevistas, señaló a The Clinic "hay pocos curas para los sectores populares, que es mucha gente y muchos curas para los ricos que es poca gente".

2 comentarios:

  1. Anónimo15:26:00

    camilo torres esta en el cielo con jesus...fue un verdadero sacerdote defensor de la causa de los pobres...no como los actuales obispos pederastas....viva la teologia de la liberacion

    ResponderEliminar
  2. Anónimo23:22:00

    Para hablar del padre Gaspar García Laviana lavese antes la boca con jabón, fascista hereje.

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.