28/11/2010

Las Causales de Nulidad del Matrimonio Católico

Derecho Matrimonial y de Familia en el área Civil y Canónica
Por: Patricia Alzate Monroy 

Dice el c. 1.443 del C.I.C. 1983 que «La Rota Romana es el tribunal ordinario constituido por el Romano Pontífice para recibir apelaciones»; luego es un órgano judicial colegiado y ordinario (con potestad aneja al mismo oficio eclesiástico que es el Tribunal), de la Sede Apostólica -que desempeña una potestad vicaria porque administra justicia en nombre del Romano Pontífice- y que es esencialmente un tribunal de apelación (aunque puede actuar también en primera instancia en ciertos procesos)

Todos hemos oído hablar de la ley de la causa y el efecto: “todo efecto tiene su causa”,“toda causa tiene su efecto”, lo que también puede expresarse  como “no hay causa sin efecto ni efecto sin causa”. Como queramos enunciarla no importa tanto, porque entendemos que esta ley es lógica e infalible. Podría decirse que en derecho matrimonial canónico la ley de la causa y el efecto es la que resume y explica las causales de nulidad del matrimonio católico, ya que la causa que origina el matrimonio verdadero es el consentimiento matrimonial válido; y el efecto del consentimiento matrimonial válido es el matrimonio verdadero. Por lo tanto, no  hay efecto si no hay causa (no hay matrimonio si no hay consentimiento matrimonial) o, lo que es lo mismo, no hay causa sin efecto (sin consentimiento matrimonial no hay matrimonio). Es así de sencillo y de simple.

En derecho matrimonial canónico se presume que todo matrimonio es válido, mientras no se demuestre lo contrario. Es decir, que mientras no se demuestre que los contrayentes, en el momento de contraer matrimonio, emitieron un consentimiento matrimonial inválido, no se puede declarar la nulidad del matrimonio. Es por esto que para que un matrimonio católico se declare nulo, se deben alegar una o varias causales de nulidad, las cuales recaen en uno sólo de los contrayentes o en los dos, causales que deben probarse y demostrarse ante los Tribunales Eclesiásticos competentes (ver el Proceso de nulidad del matrimonio católico).

¿Y cuáles son esas causales de nulidad? Son varias las causales de nulidad matrimonial y están taxativamente señaladas en el Código de Derecho Canónico. Con que se pruebe una sóla de ellas, se declara judicialmente la nulidad matrimonial.

Pero antes de exponer cada una de las causales de nulidad del matrimonio católico, empezaré explicando qué es el consentimiento matrimonial válido (causa) y qué es el matrimonio verdadero (efecto). La causa (consentimiento matrimonial) está definida en el canon 1057 del Código de Derecho Canónico:  §1. El matrimonio lo produce el consentimiento de las partes legítimamente manifestado entre personas jurídicamente hábiles, consentimiento que ningún poder humano puede suplir. §2.  El consentimiento matrimonial es el acto de la voluntad, por el cual el varón y la mujer se entregan y aceptan mutuamente en alianza irrevocable para constituir el matrimonio.

Mientras que el el efecto (matrimonio) está definido en el canon 1055 del mismo Código: §1: La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados. §2.  Por tanto, entre bautizados, no puede haber contrato matrimonial válido que no sea por eso mismo sacramento.

Ya aclarando qué es el consentimiento matrimonial y qué es el matrimonio en derecho canónico, ahora sí podemos puntualizar cuándo y cómo se da ese consentimiento matrimonial inválido que produce u origina un matrimonio nulo o inexistente. Al declararse la nulidad de un matrimonio católico, se está diciendo que ese matrimonio no existió; cosa que es muy diferente a lo que sucede con el divorcio del derecho civil, en el que no importa si el matrimonio fue válido o no lo fue para “disolverlo”.

Sólo me limitaré a mencionar las causales sin explicarlas, puesto que sería imposible analizarlas exhaustivamente en esta brevedad de espacio y  de tiempo del que dispongo; obviamente, cada una de estas causales daría perfectamente para llenar muchísimas páginas.  Sin embargo, señalaré que en este mismo blog he escrito varios temas de derecho canónico, en los que me extiendo un poco más en explicar algunas causales de nulidad matrimonial, por si el lector quisiera leerlas.

Las causales de nulidad del matrimonio católico por la falta de un consentimiento matrimonial válido, provienen de varios motivos:

1. Porque los dos contrayentes o sólo uno de ellos son incapaces de emitir un consentimiento matrimonial válido por: a) Carecer de uso de razón (canon 1095, 1); b) Tener un grave defecto de discreción de juicio o una inmadurez psicológica grave (canon 1095, 2; ver Grave defecto de discreción de juicio); c) Incapacidad de asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas de naturaleza psíquica (canon 1095, 3; ver Nulidad matrimonial canónica por incapacidad de naturaleza psíquica).

2. Porque siendo capaces de emitir un consentimiento matrimonial válido, no pudieron hacerlo por tener el consentimiento viciado ya fuera por: a)  Ignorancia de las propiedades esenciales del matrimonio como son la fidelidad, la indisolubilidad o la apertura a los hijos (canon 1096); b) Error acerca de la persona al casarse con otra diferente (canon 1097 § 1); c)  Error acerca de una cualidad de la persona directa y principalmente pretendida (canon 1097 § 2); d) Dolo o engaño provocado para obtener el consentimiento matrimonial (canon 1098); e) Error determinante acerca de la unidad, de la indisolubilidad o de la dignidad sacramental del matrimonio (canon 1099); f) Simulación total del matrimonio o exclusión de una propiedad esencial del mismo (canon 1101; ver la Simulación del consentimiento matrimonial); g)  Nulidad por atentar matrimonio bajo condición de futuro (canon 1102 § 1) o bajo condición de pasado o de presente que no se verifica (canon 1102 § 2); h) Matrimonio contraído por violencia, coacción o por miedo grave (canon 1103).

3. Porque siendo capaces para emitir un consentimiento matrimonial válido y aún queriendo hacerlo, no pueden casarse porque existen impedimentospara contraer matrimonio, ya sea por: 1. Impedimentos que nacen de circunstancias personales como:  a) Impedimento de edad: 16 años para el varón y 14 para la mujer (c. 1083); b) Impedimento de impotencia cierta, antecedente y perpetua por parte del hombre o de la mujer (c. 1084); 2.  Impedimentos que nacen de causas jurídicas como: a) Impedimento de vínculo o ligamen o matrimonio anterior pre-existente (c. 1085); b)  Impedimento de disparidad de cultos o de diferentes religiones (c. 1086); c) Impedimento de orden sagrado o sacerdocio (c. 1087); d) Impedimento de voto público y perpetuo de castidad en un instituto religioso (c. 1088); 3. Impedimentos que nacen de delitos cometidos para casarse como: a)  Impedimento de rapto o secuestro (c. 1089); b) Impedimento de conyugicidio o crimen por asesinar al cónyuge anterior y así poder casarse con otro(a), ya sea su cómplice o no (c. 1090); 4.  Impedimentos por tener vínculos de parentesco con el otro contrayente: a) Impedimento de consanguinidad en línea recta: abuelos con nietos, padres con hijos, o en línea colateral: entre hermanos, tíos con sobrinos, entre primos-hermanos, etc. (c. 1091); b) Impedimento de afinidad (c. 1092); c) Impedimento de pública honestidad (c. 1093); d) Impedimento de parentesco legal por adopción (c. 1094).
Hay impedimentos que pueden dispensarse y otros no. Nunca se concede dispensa del impedimento de vínculo anterior pre-existente (bigamia) ni del impedimento de consanguinidad en línea recta (padres con hijos o entre hermanos). Hay dispensas que están reservadas sólo a la Sede Apostólica o al Papa (impedimento de sagradas órdenes, voto público perpetuo de castidad, conyugicidio) y otros al Ordinario del lugar u Obispo (como el de edad, disparidad de cultos, parentesco entre primos, etc).

4. Existen otras causales de nulidad que no tienen que ver directamente  con el consentimiento matrimonial, ya que los contrayentes siendo capaces de emitir un consentimiento matrimonial válido y aún queriendo y pudiendo casarse, el matrimonio es nulo porque se omitieron algunos requisitos formales que originan una nulidad por defecto de forma, como es el caso de: a) Matrimonio nulo por celebrarse sin la asistencia del Ordinario del lugar o Párroco, o sin su delegación (canon 1108); b) Matrimonio por Procurador nulo o por vicio del mandato (canon 1105).
Si los contrayentes perseveran en estar casados teniendo un impedimento que puede dispensarse, su matrimonio puede convalidarse; es lo que llamaríamos la convalidación del matrimonio, ya sea simple (canon 1156) si se trata de una nulidad por impedimento o de sanación en la raíz (canon 1161), si se trata de un defecto de forma.
También puede leer otros temas importantes en este mismo blog, que complementan y ayudan a entender más sobre el Matrimonio como Alianza y sobre el concepto de  Familia y Parentesco en derecho canónico. También puede leer todos los cánones sobre el matrimonio en el Código de Derecho Canónico.
Las publicaciones de este blog de derecho matrimonial y de familia, no tienen más pretensión que la de poner al alcance del público en general, unas explicaciones sencillas y breves sobre sus diferentes inquietudes acerca del matrimonio y de la  familia, tanto en el área del derecho civil como del derecho canónico. Se trata de hacer accesible estos temas a la “gente del común”, a la gente de la calle y no sólo a los especialistas en la materia. Y mi mejor apoyo para continuar escribiendo sobre estos temas en mi blog, son esas miles de personas de todos los rincones del mundo que lo leen y les ayuda a esclarecer sus dudas
Por: Patricia Alzate Monroy, Abogada y Doctora en Derecho



    Patricia Alzate Monroy estudió Derecho en la Universidad Nueva Granada de Bogotá (Colombia), obteniendo el título de Abogada. Homologó su título de Licenciada en Derecho en la Universidad de Zaragoza (España). Es Master en Derecho Civil de Familia en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Doctora en Derecho Canónico, Suma Cum Laude, en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz en Roma (Italia). Diploma de Estudios Avanzados (DEA) en Derecho Civil por la Universidad de Zaragoza. Actualmente está realizando la Tesis Doctoral en Derecho Civil en la Universidad de Zaragoza.


    Profesora Universitaria durante doce años en diversas Universidades de Colombia y Latinoamérica en el área de Derecho Matrimonial y de Familia.
    Directora de investigaciones socio-jurídicas en varias Universidades colombianas.
    Juez durante seis años del Tribunal Superior Eclesiástico, único de apelación en Colombia.
    Asesora jurídica de distintos Organismos Nacionales e Internacionales en el área de la mujer, de la familia, de la cultura y de la juventud.
    Ha sido asesora y coordinadora en la formación de jóvenes líderes profesionales en Latinoamérica.
    Actualmente ejerce su profesión como Abogada. Colegiada en el Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza, ReICAZ con el nº de colegiatura 4886
    Abogada ejerciente en Colombia con tarjeta profesional nº 33228 del Consejo Superior de la Judicatura
    Asociaciones Internacionales a las que pertenece
    Miembro The International Society of Family Law
    Miembro Consociatio Internationalis Studio Iuris Canonici Promovendo
    Participación en congresos y publicaciones
    Patricia Alzate Monroy ha participado en numerosos Congresos Internacionales en el área de la familia, la mujer, el matrimonio, la juventud y la cultura.
    Ha publicado diversos artículos en revistas internacionales como "The International Survey of Family Law", así como libros sobre sus investigaciones en Derecho de Familia y Matrimonio.

8 comentarios:

  1. Anónimo14:34:00

    Hola.

    Si uno da una direccion falsa (la de algun familiar) para poder casarse en una iglesia determinada, existe algun problema legal?.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo22:54:00

    Cordial saludo...
    Soy una mujer casada por la iglesia catolica, pero los efectos civiles dle matrimonoi ya cesaron. estamos separados de hecho desde hace 5 años, y fue un matrimonio muy caotico donde hubo mucho maltrato fisico y psicologico hacia mi,,, ¿q tengo q hacer para poder separarme definitivamente?

    ResponderEliminar
  3. Pues eso no lo puedo determinar yo, acerquese a la catedral que le corresponda y ubique ahi al representante de la Rota Romana, y expongale a el el problema.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:27:00

    Con inmenso respeto me permito exponer la siguiente inquietud. Puede declararse la nulidad del matrimonio católico cuando en un matrimonio que no tiene hijos, se presenta un hijo extramatrimonial? Sé que en la ley civil colombiana, eso es causal de cesación de efectos civiles del matrimonio católico, pero mi dese es saber si eso es causal o puede ser causal para la nulidad del mismo. Mil gracias y reciben bendiciones. Vivo en Resido cerca al municipio de Pitalito, Huila, Colombia.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:45:00

    En un matrimonio que no tiene hijos y si el esposo aparece con un hijo extramatrimonial, puede ser considerado esto como causal de nulidad del matrimonio católico? Sé que en Colombia esto es causal de cesación de efectos civiles, pero deseo saber si puede ser considerado también como causal de nulidad. Gracias. Vivo cerca del municipio de Pitalito, Huila, Colombia.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo17:28:00

    Doctora, es causal de nulidad del matrimonio católico la existencia de capitulaciones matrimoniales entre los contrayentes antes de la celebración del matrimonio católico?
    Ahora bien, podría ser causal de nulidad el que la pareja se hubiera casado días antes al matrimonio católico, mediante matrimonio civil ante notaría, y después se hubiera liquidado el matrimonio civil estando vigente el católico?

    ResponderEliminar
  7. Anónimo20:00:00

    hola, yo estoy divorciada hace 4 años, el motivo fue por maltratofisico y psicologico, paralelo a ello lapersona con la que me case tiene hasta ahora adiccion por ls drogas, lamentablemente eso lo descubri cuando ya estabamos casados, ademas que yo deseo tener hijos y el no, mi pregunta es: si esto es suficiente para poder anular el matrimonio religioso???
    por favor, quisiera que me respondan pronto, ya que me gustaria casarme, para que mis hijos nazcan dentro del matrimonio religioso.
    atte. yop

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.