26 nov. 2012

Citas evangélicas mal citadas.

Por Cerberus
Muchas personas para justificar las novedades y herejías de Benedicto XVI, de Juan Pablo II y los otros, recuerdan aquella frase que le dijo nuestro Señor a san Pedro "las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella" (Mt. XVI,18).

Ahora bien, llama poderosamente la atención que las acciones de esta actual Iglesia no estén en concordancia con las acciones de la anterior Iglesia, ¿cómo es posible que Benedicto XVI prefiera rezar burradas con toda una piara de infieles y disidentes en Asís, que una misa en la peregrinación "Una cum Papa nostro" que hubo hace poco en san Pedro? Recuérdese el Sýllabus de Pío IX y a la encíclica Mortalium Ánimos de Pío XI.


Luego, ¿qué quiere decir que "las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella"? Quiere decir que no la separarán de la Caridad de Dios y de la Fe en Dios, que versículos atrás acababa de confesar san Pedro, quiere decir que como la Iglesia será fundamentada en la piedra de aquella confesión petrina, las doctrinas heréticas no podrán contra ella. Esto de acuerdo a lo que dijeron Santo Tomás y San Jerónimo, y aún más, vale la pena citar a  Orígenes y San Cirilo, respectivamente a continuación,
-"También a nosotros se nos dirá: "Tu eres Pedro, etc.", si confesáremos que Jesucristo es el Hijo de Dios vivo. Porque todo el que imita a Cristo es piedra y aquel, contra el que prevalecieren las puertas del infierno, ni es la piedra sobre que edificó Cristo su Iglesia, ni es la Iglesia, ni es la parte de la Iglesia que el Señor edifica sobre la piedra."
-"Según la promesa de Cristo, la Iglesia apostólica de Pedro permanece pura de toda seducción y a cubierto de todo ataque herético, por encima de todos los gobernadores, obispos y sobre todo los primados de las iglesias, en sus pontífices, en su completísima fe y en la autoridad de Pedro. (...) Sólo ella reina sostenida de un modo inquebrantable, impone silencio y cierra la boca a los herejes. Y nosotros (...) confesamos y predicamos juntamente con ella la verdad y la santa tradición apostólica en su verdadera forma."

Entonces, no quiere decir que la administración vaticana siempre será la Iglesia inerrable o que siempre se cuenten millones de católicos, sino que quienes se afirmen en las enseñanzas de Pedro y sus sucesores no serán superados por herejías ni por ataques del Infierno, y si alguno muere mártir a causa de la persecución ¡Bendito sea Dios!  Aquellas palabras seguirán vigentes aún si en el Vaticano deja de estar la Iglesia o si  ésta queda reducida a cuatro personas, porque valdrá para todos aquellos que sean fieles a la verdad y a la santa tradición apostólica, como enseña san Cirilo.

Si en el Vaticano empezaron a enseñar doctrinas distintas a las que siempre se enseñaron, esas nuevas doctrinas son herejía, y perfectamente se podría decir que las puertas del infierno prevalecieron sobre él, y de ser así, como dice  Orígenes " ni es la piedra sobre que edificó Cristo su Iglesia, ni es la Iglesia, ni es la parte de la Iglesia que el Señor edifica sobre la piedra", por mucho que esté en el corazón de Roma, que la ubicación geográfica nunca ha sido requisito sine qua non.

Y el Concilio Vaticano convocado por Pío IX enseñó que el Papa es infalible porque en 19 siglos de historia siempre  los sucesores de Pedro enseñaron lo mismo. Ahora, si Benedicto XVI, Juan Pablo II enseñan novedades que se oponen al sentido tradicional de la doctrina, ¿será que no están enseñando con la autoridad apostólica de Pedro o será que no son papas y su "Nueva Iglesia" no está edificada en piedra?





Notas
1. Las citas de santo Tomás, san Jerónimo, Orígenes y san Cirilo han sido tomadas de la Catena Áurea de santo Tomás de Aquino.

2. Respecto a la cita evangélica "Y yo también te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y puertas de infierno no prevalecerán contra ella" (Mt. XVI,18), es menester verla en su contexto para poder comprender de mejor forma los significados, que de acuerdo a los santos padres de la Iglesia puede tener este extracto.

"Díceles: «Y vosotros ¿quién decís que soy?» Y respondiendo Simón Pedro, dijo: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el viviente».  Y respondiendo Jesús, díjole: «Bienaventurado eres, Simón Barjonás, porque carne y sangre no te ha revelado, sino mi Padre el de los cielos.  Y yo también te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y puertas de infierno no prevalecerán contra ella.(...)" (Mt. XVI, 15-18)

Lo primero que puede entenderse es lo que dice san Jerónimo al respecto de los versículos 15 a 17,
- Y siguiendo la metáfora de la piedra, le dice con oportunidad: Sobre ti edificaré mi Iglesia, que es lo que sigue: "Y sobre esta piedra, edificaré mi Iglesia".
Pero esto ha de comprenderse también en los términos de san Juan Crisóstomo que dice,
-Es decir, sobre esta fe y sobre esta confesión edificaré mi Iglesia. Palabras que dan a entender, que muchos creerán en lo mismo que ha confesado Pedro. El Señor bendice las palabras de Pedro y le hace pastor.
Luego incluso se puede interpretar como lo enseña san Agustín
-He expuesto en muchas ocasiones las palabras del Señor: "Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia" en el sentido de que la Iglesia está edificada sobre aquel a quien confesó Pedro diciendo: "Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo". Pues Pedro, llamado por esta piedra, representa la persona de la Iglesia que está edificada sobre esta piedra. El Señor no le dijo: Tú eres la piedra, sino tú eres Pedro y la piedra era Cristo (1Cor X,4), a quien confesó Simón, así como a éste le confiesa toda la Iglesia y por esta confesión ha sido llamado Pedro.
Y en el mismo sentido que san Agustín se ha escrito por san Pablo en Ef. II,19-20
"Por lo tanto, ya no sois huéspedes y advenedizos, sino que sois conciudadanos de los santos y domésticos de Dios, sobreedificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo piedra angular el mismo Cristo Jesús"
Luego, que la Iglesia esté edificada sobre piedra quiere decir que la Iglesia estará asentada en la misma fe de Pedro que es mayor a la de sus hermanos Apóstoles y que esta piedra, que también es Cristo, que no muta porque es perfecta, es también el perfecto asidero para los que se aferren a ella, y así el mismo san Pedro en su primera carta enseña (1Pe II,5-6),
"También vosotros mismos, como piedras vivientes edificaos sobre ella, casa espiritual (...) Por lo cual se contiene en la escritura: (Is. 28,16) He aquí pongo en Sión piedra angular, escogida, preciosa; y el que cree en ella, no será confundido, no"

Por lo tanto en las enseñanzas de los Papas está la verdad evangélica y ésta es la piedra en la que está edificada la Iglesia, y por eso no prevalecerán las herejías sobre ella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.