16 nov. 2012

Terrorismo de la jerarquía greco-católica-ucraniana.

 

16-11-2012 22-28-00

clic en el banner para acceder al original(en español)

 

Continúa el terrorismo de la jerarquía de la IGCU

El sábado 20 de octubre de 2012, en el pueblo de Probizhna, en la región de Ternopol, en Ucrania, un crimen organizado se cometió con el propósito de eliminar una minoría religiosa. Más de treinta personas, bajo la dirección del párroco local de la IGCU (Iglesia greco-católica de Ucrania), Zenovy Pasichnyk, rompieron la puerta del monasterio e invadieron la propiedad privada. Las hermanas religiosas tienen documentos que certifican que el monasterio es de su propiedad.

Parroquianos agresivos derribaron a la fuerza la puerta frontal e irrumpieron en el interior. Comenzaron a sacar las pertenencias de las monjas y las puertas. A continuación también rompieron la puerta pequeña y bajo las órdenes del sacerdote parroquial sacaron las puertas a la iglesia. Las hermanas llamaron a la policía, pero la policía no hizo nada para detener a los infractores. La turba fanática comenzó a empujar a las hermanas al exterior de la casa, tiró sus ropas por las ventanas, rompieron las puertas interiores, destruyeron gran parte de las propiedades y pertenencias personales, y derribaron todo. Después de un rato, siguiendo las instrucciones del cura párroco, los parroquianos trajeron de vuelta el portón y la puerta y las soldaron. Bloquearon la puerta de entrada para impedir la entrada de las hermanas. La policía tan solo miraba todo eso pasivamente y no tomó medidas. En la tarde las hermanas lograron entrar a través de una ventana porque la puerta frontal estaba bloqueada.

Los ataques terroristas continúan. Hostigado por el obispo de Chortkiv, el cura párroco continúa inflamando odio religioso en la iglesia. Organizó una vez más a los parroquianos engañados con el fin de destruir definitivamente a las hermanas. Por la tarde del lunes 22 de octubre de 2012, cerca de treinta personas se reunieron frente al monasterio. Comenzaron a descolgar las puertas como para entrar al jardín del monasterio. Luego los atacantes procedieron directamente contra la puerta del frente. Comenzaron a romper y destrozarla. La banda provocada arrojó piedras a las ventanas del monasterio. Las hermanas llamaron inmediatamente a la policía. Pero antes de que llegara la policía, los asaltantes se dispersaron. Cuando la policía llegó tan solo investigaron los daños —ventanas rotas, puertas… Se encontró un hacha en el primer piso. Durante toda la noche las hermanas corrieron peligro, pues la puerta estaba rota y ellas podían esperar que los agresivos atacantes regresaran y continuaran con su devastación.

Al día siguiente, 23 de octubre de 2012, el cura párroco organizó de nuevo a los parroquianos para continuar con sus ataques terroristas contra las inocentes hermanas. Bajo sus instrucciones, echaron abajo la puerta del monasterio y la tiraron al solar de la iglesia. También forzaron el seguro de la puerta. Cuando oscureció, cerca de veinte parroquianos irrumpieron al monasterio y comenzaron a destrozar todo lo que tocaban. Robaron otra puerta del primer piso y quitaron la corriente eléctrica a la casa. Los invasores trataron incluso de acceder al segundo piso. Tiraron piedras a las puertas de vidrio detrás de la cual estaban rezando las hermanas. Las hermanas llamaron a la policía. Ya no era tan solo un asunto de daño a propiedad privada sino una amenaza a la vida. De nuevo la policía llegó cuando todo había concluido. Después de que la policía investigó el daño causado y determinó que se había cometido un delito, las hermanas instauraron una acción penal.

El miércoles 24 de octubre, un hombre extraño entró en el jardín del monasterio. Había sido enviado por el cura párroco para medir las ventanas y rallarlas. El párroco quiere convertir el monasterio en una cárcel y asegurarla, de tal manera que después del siguiente ataque las hermanas no puedan entrar tras de que la gente las eche a la fuerza de la casa.

Mujeres de la parroquia, que acompañaban al extraño, comenzaron a arrojar ladrillos a las hermanas.

Usted se pregunta: ¿Cuál es la razón de estos ataques de odio contra las hermanas inocentes?

En el 2008, estas hermanas religiosas se separaron de las herejías proclamadas por el cardenal Husar. En su libro, “Conversaciones con su Reverencia L. Husar: sobre el cristianismo postconfesional”, él aprueba la homosexualidad, niega la eternidad del infierno y admite que practica la adivinación con péndulo. Esta es la razón por la cual las hermanas se separaron y se unieron al Sínodo de obispos católico ortodoxos. Después de eso, el obispo de Chortkiv Hryhorak encargó al cura párroco local la tarea de arrojar a las hermanas del monasterio y del pueblo. Así, el párroco continuamente inflama las mentes de los parroquianos contra las hermanas religiosas y los incita a arrojarlas. Esto no es solo discriminación contra una minoría religiosa sino literalmente terrorismo organizado por parte de la IGCU. Acciones violentas semejantes pueden verse en países islámicos donde los cristianos sufren persecución ininterrumpida. Pero aquí en Ucrania el papel de los Talibanes ha sido adoptado por la jerarquía de la IGCU bajo la dirección del obispo Hryhorak. La clerecía no respeta leyes sino que acude al terror con el fin de forzar a las hermanas a abandonar su monasterio. Pero las hermanas perseveran en la fe. Ruegan a Dios que dé a Ucrania Su bendición y que la salve de la inmoralidad homosexual y de la atroz justicia juvenil que roba niños para la adopción bajo orden. En contraste, la jerarquía de la IGCU permanece en silencio sobre todo este mal e incluso procura destruír a aquellos que protegen los valores morales.

El monasterio de las hermanas ya ha estado por muchos días sin el portal y sin la puerta de entrada, expuesto al ataque terrorista. Permanecer callados ante semejante ilegalidad significa callar ante el silenciamiento de la voz que clama ¡por la salvación de Ucrania! Solamente a través de la oración, Ucrania será salvada del genocidio preparado. Por lo tanto las hermanas perseveran en sus oraciones por el futuro de la nación ucraniana (mientras aún hay tiempo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.