1 jul. 2017

LA IGNORANCIA INVENCIBLE.

LA IGNORANCIA INVENCIBLE. ¿QUÉ ENSEÑA SU SANTIDAD EL PAPA PÍO IX AL RESPECTO?
Papa Pío IX, "Quanto conficiamur moerore": “Y aquí, queridos hijos y venerables hermanos, es menester recordar y reprender nuevamente el gravísimo error en que míseramente se hallan algunos católicos, al opinar que hombres que viven en el error y ajenos a la verdadera fe y a la unidad católica pueden llegar a la eterna salvación. Lo que ciertamente se opone en sumo grado a la doctrina católica. Notoria cosa es a Nos y a vosotros que aquellos que sufren ignorancia invencible acerca de nuestra santísima religión, QUE CUIDADOSAMENTE GUARDAN LA LEY NATURAL Y SUS PRECEPTOS, ESCULPIDOS POR DIOS EN LOS CORAZONES DE TODOS Y ESTÁN DISPUESTOS A OBEDECER A DIOS Y LLEVAN VIDA HONESTA Y RECTA, pueden conseguir la vida eterna, POR LA OPERACIÓN DE LA VIRTUD DE LA LUZ DIVINA Y DE LA GRACIA, pues Dios (…) no consiente en modo alguno, según su suma bondad y clemencia, que nadie sea castigado con eternos suplicios, si no es reo de culpa voluntaria”.
¿CUÁL ES LA CORRECTA INTERPRETACIÓN DE ESTA ENSEÑANZA?
P. Miguel Muller, C.SS.R., El Dogma Católico, pp. 217-218, 1888: “La ignorancia inculpable o invencible nunca ha sido y nunca será un medio de salvación. Para salvarse, es necesario estar justificado, o estar en estado de gracia. Para obtener la gracia santificante, es necesario contar con las debidas disposiciones para la justificación, es decir, la verdadera fe divina – al menos en las verdades necesarias para la salvación –, la esperanza confiada en el divino Salvador, el sincero dolor por el pecado, junto con el firme propósito de hacer todo lo que Dios ha mandado, etc. Ahora bien, estos actos sobrenaturales de la fe, esperanza y caridad, contrición, etc., que preparan el alma para recibir la gracia santificante, nunca pueden ser suministrados por la ignorancia invencible, y si la ignorancia invencible no puede suministrar la preparación para recibir la gracia santificante, muchos menos le puede conceder la gracia santificante en sí misma. ‘La ignorancia invencible’, dice Santo Tomas, ‘es un castigo por el pecado’ (De, Infid. C. x, art. 1).
“Esta es, por tanto, una maldición, pero no una bendición o un medio de salvación (…). Por eso Pío IX dijo "aquellos que sufren ignorancia invencible acerca de nuestra santísima religión, que cuidadosamente guardan la ley natural y sus preceptos, esculpidos por Dios en los corazones de todos y están dispuestos a obedecer a Dios y llevan vida honesta y recta, pueden conseguir la vida eterna, por la operación de la virtud de la luz divina y de la gracia; pues Dios, que todo lo ve, escudriña y conoce la mente, el ánimo, pensamientos y costumbres de todos, no consiente en modo alguno, según su suma bondad y clemencia, que nadie sea castigado con eternos suplicios, si no es reo de culpa voluntaria". Dios todopoderoso, que es justo, no condena a nadie sin culpa suya, pone a esas almas que son invenciblemente ignorantes de las verdades de la salvación, en el camino de la salvación, YA SEA POR MEDIOS NATURALES O SOBRENATURALES”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.