26 de jun. de 2009

Las dos caras de la muerte

pp.Ω Gladius
Quiera Dios que se haya arrepentido...por lo menos es la expresión que uso siempre que alguien fallece, y es que no es otro el comentario que un católico puede hacer a la muerte de alguna persona.

Al momento de la concepción, el Buen Dios infunde un Alma Inmortal, dotada de inteligencia y voluntad, razón por la cual esa concepción debe de ocurrir al amparo de Su Ley para lo cual nos dejo el Santo Matrimonio, sacramento que se consuma con la unión marital. Del resultado de esa unión, si Dios así lo permite comienza a vivir una persona, y en ese acto hay participación Divina, razón por la cual se le denomina pro-creación, esto es cooperar con el Creador, de ahí que en el matrimonio no se permita ninguna forma de intervención no natural (píldoras de después, condones, anticonceptivos, D.I.Us. etc.) que reduzca o elimine la posibilidad de que Dios elija de entre un infinito de almas posibles la que va a infundir en tal o cual individuo.De la santidad de este acto y por el hecho de participar activamente Dios en él, y dado que el resultado del mismo es una persona tal y como Ud. o yo, es que tampoco es permitida la interrupción de la vida que se ha gestado (aborto), no obstante esa gestación puede producirse sin la existencia del matrimonio y no por eso Dios no va a infundir el alma. El resultado de esa unión ilegitima (fornicación o adulterio dependiendo del caso) es exactamente el mismo que el del caso legitimo (salvo que el acto no es agradable a los ojos de Dios y constituye pecado mortal.)





¿A que este preámbulo y que tiene que ver con el tema de fondo?
Simple: A establecer que venimos de Dios, que estamos de paso en esta vida y que al momento de la muerte todas las almas son llamadas a su origen. Las almas de los difuntos, al momento de desprenderse del cuerpo (muerte), inmediatamente se dirigen al Creador, es en el momento previo a ese hecho en que el maligno se juega todo con su poder para descontarnos del numero de los arrepentidos y ataca con una furia tal, que como nos señala el espíritu condenado de Volitare al relatar sus últimos momentos antes de morir, en el primer capítulo del libro de




Hugo Wast, Juana Tabor 666,

(minuto 43:54 / )

Tomado del archivo de audio de cristiandadfm en donde puede escuchar el libro completo.

[…]Para asistir y vigilar la impenitencia final de esos, el diablo abandona toda otra ocupación, y se mete en sus venas y hay como una transfusión del orgullo diabólico en el alma de renegado--Fray Placido murmuró- Los hombres no conocen las profundidades de satanás-- si el diablo pudiera arrepentirse dijo Voltaire ese sería el momento de su conversión, cuando por fortalecer la soberbia de un alma se ha empobrecido de la suya transfundiéndosela. Hay... ¿cuando se llega a esas profundidades, el alma se hunde voluntariamente en su destino Voluntariamente? interrogó El Fraile... ¿Que te sorprende?, escucha: Yo he firmado con mi propia mano mi eterna condenación, y la volvería a firmar cien veces, con pleno discernimiento antes de humillarme y decir PEQUE SEÑOR PERDONAME […]

En ese momento es el alma la que se precipita al infierno.



Pues es la última oportunidad que tiene el malo de arrebatarle esa alma a Dios, y es en ese momento en donde cada Ave María desde el primero que se balbuceo de niño, cada oración, cada comunión, cada jaculatoria, cada Rosario, Misa, procesión etc...Alcanza su real dimensión, cada uno de los sacramentales que nos fueron impuestos y que portamos en ese momento (escapulario, medallas) se transforman en escudos que nos protegen del zarpazo final de la bestia maldita, cada devoción bien realizada (9 primeros viernes del Sagrado Corazón, 4 primeros sábados de la Virgen, 7 domingos de San José), son efectivamente prendas seguras de asistencia en ese difícil trance.

El día de ayer se dio una inmensa difusión a la muerte de dos "estrellas" del espectáculo mundial: Farrah Fawcett (62 años) y Michael Jackson (50 años) , a estos dos conocidos personajes les llego el día que a todos nos llegara tarde o temprano, siempre queremos que sea un poco más tarde, pero el día y la hora lo dispone Dios, y no existe posibilidad de apelación. El en su infinita misericordia nos ha dado todas las facilidades para llegar de buena manera a ese momento, Los 10 Mandamientos, La Iglesia, Los Sacramentos, etc..Y esta en nosotros el acceder a ellos y vivir conforme Dios lo manda para así poder morir en amistad con El y alcanzar la gloria eterna." Solo me condeno, con Dios me salvo"...y es que su misericordia no tiene límites, nos da día a día infinidad de oportunidades y muchas veces (las mas) no somos capaces de percatarnos o simplemente no las correspondemos.

Al ver de acuerdo a los reportes de prensa la abrumadora diferencia que existe en las últimas horas de vida de estos dos "personajes", nos percatamos hasta donde llega la misericordia de Dios.

Versan los conocidos dichos, el primero: "El que se arrepiente se Salva"...y el segundo: "Que te encuentre confesado"...adagios populares bastante sabios y que se cumplen en los últimos momentos de la actriz fallecida, consciente que se enfrentaba a su eternidad, solicitó la asistencia de un sacerdote, quien le administro los últimos sacramentos, se confesó y recibió la extrema unción (supongo, por que en los días que corren se da la unción de los enfermos que es una bendición y solicitud de salud que dista bastante de lo que es la Extrema Unción, sacramento que dispone el alma del moribundo para enfrentar el juicio particular de buena manera y que da inmensas gracias a la misma para seguir viviendo en orden a los mandamientos si fuere necesario y muchas veces permitiendo lo que se denomina "La mejoría de la muerte", espacio de repentina recuperación en el enfermo que le permite disponer sus últimas voluntades y casi en todos los casos resolver asuntos pendientes).
Farrah Fawcett acepto las gracias que Dios le dispensó en los últimos días y años de su vida, si viene cierto ella no quería morir, como lo manifestó repetidamente, finalmente sucumbió a la dura realidad de que su fin en esta vida se acercaba y optó por la actitud del Buen Ladrón... se arrepintió.

En cambio Michael Jackson, lamentablemente para su alma (visto de acuerdo a lo que se ha informado, y sin pretender aquí darlo por condenado), al parecer corrió diferente suerte. A pesar de haberse auto generado multitud de enfermedades que lo acercaban ya hace años inexorablemente a un desenlace fatal, que se sepa y por lo abrupto de su final, no pudo entregarse a los brazos de la Misericordia Divina .


Dos muertes, dos muertos, dos almas que esperamos se hayan salvado.

"Quiero vivir. Por eso le digo a Dios,
porque al final está en su mano:
es tiempo de un milagro"
"Farrah's Story"

Y a que se debe tanta desigualdad en sus finales de vida, ¿por qué la una llama a un sacerdote y el otro a pesar de los avisos termina sus días aparentemente en la impenitencia final?...simple: Farrah Fawcett era católica, fue bautizada, recibió la primera comunión y probablemente también la confirmación y a pesar de las públicas licencias que se arrogo en vida, facilitadas por el atractivo físico de que Dios la doto, sin dudarlo fue su condición de católica observante durante los primeros años de su vida, los que le permitieron morir en la Paz de Cristo y en compañía de La Santísima Virgen María. Sabemos murió en Estado de Gracia, es decir el plena amistado con Dios.
Que importante es dar a los hijos los sacramentos oportunamente, darles el catecismo cuando corresponde, entregarles las herramientas necesarias para poder enfrentar el día de la Justicia sin la pesada carga del pecado en las espaldas, porque sabemos que LA CONFESIÓN BIEN HECHA BORRA LOS PECADOS DE LA MEMORIA DE DIOS, es que nos podemos aventurar a decir que Farrah Fawcett o bien está en el cielo o purga sus culpas junto a quienes no están aun en condiciones de gozar de la Infinita alegría de la Visión Beatifica.
La muerte de Michael Jackson vista humanamente (no sabemos si Dios le dio la gracia de la penitencia final, o la contrición perfecta) es la consecuencia del estado de desgracia en que se encuentra el mundo en los tiempos que nos ha tocado vivir, todo es impiedad, todo es confusión, todo es error, de seguro nadie le enseño de niño a rezar, desconozco si fue bautizado y no me puedo aventurar a afirmarlo, es posible que sí, pero para asegurar la salvación del alma no basta con el bautismo, no basta con frecuentar los sacramentos uno que otro día para después entregarnos al mundo, al demonio y la carne, ab homine iniquo, et doloso erue me...(...del hombre perverso y engañador líbrame.) recita el Sacerdote en las gradas del Altar al dar inicio al Santo Sacrificio de la Misa. ¿Y quién es ese hombre perverso y engañador?...nosotros mismos, que nos mentimos y engañamos día a día, que torcemos la voluntad Divina y desafiamos a que la Misericordia de Dios se transforme en Justicia (dar a cada quien lo que le corresponde). En nosotros que nos decimos ser católicos fieles y observantes, ese hombre interior, resabio de pecado original, lleno de orgullo y gusto por lo fácil y efímero es de quien debemos cuidarnos.

¿Pero tal vez actuó con "ignorancia invencible" dirá alguno de sus fans?. No lo creo, cada vez esa posibilidad se presenta más lejana a las personas de nuestro siglos, Dios se cansa de ser misericordia cuando ve que no hay arrepentimiento, y sabe exactamente cuál es el ultimo pecado que nos permitirá; Y una vez llenada la copa, solo basta una gota para que se derrame.
Si somos constantes en nuestros propósitos, si obedecemos cabalmente lo que Dios exige, si ejercitamos constantemente el "musculo del arrepentimiento" en el sacramento de la confesión, por lógica si morimos repentinamente, habremos de arrepentirnos de los pecados cometidos desde la ultima confesión bien hecha, (razón por la cual todas las confesiones deben de ser bien hechas, a saber cumplir con las 5 condiciones necesarias para que esto se cumpla: Examen de conciencia, confesar todos los pecados sin omitir ninguno, dolor por las faltas cometidas, firme propósito de enmienda y cumplir la penitencia impuesta.) Solo de esta manera tendremos la certeza de que si Dios nos llama de pronto, gracias a ese el más sano de los ejercicios, podremos arrepentirnos en los postreros momentos y regresaremos al que un día nos saco de la nada para conocerle, amarle y servirle en esta vida y gozarle eternamente en el Cielo.

NO EXPONDREMOS AQUÍ LAS RESPONSABILIDADES DE LOS MALOS SACERDOTES QUE HAN PERMITIDO LA TOTAL DESACRALIZACIÓN DE LA SOCIEDAD Y PERDIDA DE LA FE POR PARTE DE LA MAYORÍA DE LOSA HOMBRES, LO QUE EN DEFINITIVA HA REDUNDADO EN UNA MUY PROVECHOSA COSECHA DE ALMAS PARA EL MALIGNO.

"Requiem aeternam dona eis Domine","Et lux perpetua luceat eis".
Gladius.

5 comentarios:

  1. Anónimo9:18:00

    Completamente de acuerdo con este punto de vista.
    Hoy día, la mayoría de la Jerarquía se rige por los gustos del pueblo, como si la Religión fuera una democracia, cuando en realidad, es el pueblo que tiene que regirse por las Leyes de Dios, y la Iglesia es una Monarquía que no puede en ningún modo seguir el gusto del "populacho" cada vez más hedonista y relajado.

    Es lamentable la noticia del Observatorio Romano, dandole una importancia tan relevante a el siniestro personaje del rey del Pop, como si no hubiera ya suficientes medios de comunicación que hayan proclamado la noticia a bombo y platillo.

    ResponderEliminar
  2. Michael jackson,era una crónica de una muerte anunciada.No voy a juzgar de él,porque hay gente que le rodea muy mala y gente buena y los famosos acaban rodeados de gente mala.Era su destino.
    Descanse en Paz.
    Gracias por visitar mi blog.
    Por cierto llevo mucho tiempo buscando a Padre Amorth,he visto sus comentarios por la tv y me ha dejado fascinado,al fin lo encuentro en su blog.

    ResponderEliminar
  3. Si he de ser sincero...
    teneis un buen blog.
    Saludos, hermanos.

    ResponderEliminar
  4. Metalmorfosis15:44:00

    por esas cosas de la vida cyber que me tope con esta pagina,si bien es cierto seria bueno aclarar aquellos temas,palabras o terminos que solo los catolicos conocen,para aquelos que no lo somos,pero en general es bueno saber que al menos me encontre con publicaciones que son gratuitas y que no piden paga, lo que encuentro lo mas correcto sobre todo si se tratan de temas con caracter religioso,espero que continuen con la misma forma de trabajar por mucho tiempo, gracias por los aportes

    ResponderEliminar
  5. Metalmorfosis: Pierde cuidado, continuaremos con la misma forma de trabajar y gracias por tu comentario..
    Gladius.

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.