14 nov. 2012

Y también Adulteraron el Mes de María...

Así como adulteraron la Santa Misa, los Sacramentos y todo lo que tuviese un dejo de catolicismo que pasó frente a las narices de los heresiarcas del Vaticano II, aquí en Chile, cuando no quedaba nada más por adulterar, se acriminaron también con el Mes de María del Rvdo. padre Rodolfo Vergara Antúnez. Cada año los devotos del país se postraban ante los altares de nuestra Señora rezando el mes de María según las consideraciones, ejemplos y oraciones del libro del p. Vergara. Casí un siglo después en los años 70 y 80 intentaron modificarlo completamente, si hasta intentaron que se dejara de cantar el "Venid y vamos todos".

A continuación presento una reflexión sobre lo importante de no andar mutando lo que por Tradición se ha recibido. Generalmente el ánimo que impulsa estos cambios es, o el de "actualizar" ("aggiornar" dirán algunos más sinvergüenzas), o el de "crear" como si las verdades de la Religión fueran un cúmulo de novedades (muchos incluso llegan a pensar que la doctrina es la que impone el "pontífice" de turno), o el de "corregir" ¡cómo si fuera más fácil corregir la enseñanza de nuestro Señor a dos milenios de distancia, que a menos tiempo! Esto con respecto a las últimas modificaciones que se le han hecho a las oraciones del pío y tradicional ejercicio del Mes de María.


CERBERUS

Inmaculada Concepción de Martino Altomonte siglo XVIII


Hace algunos años les hicieron varios cambios desafortunados a las oraciones inicial y final del Mes de María. Estas oraciones junto con unas reflexiones para cada día del mes fueron escritas por el p. Rodolfo Vergara, en el siglo XIX, y las publicó en su libro "Mes de María Inmaculada".

Sobre los cambios,
1. Se cambió el plural mayestático por un "tuteo". Por ejemplo, donde decía "durante el bello mes que os está consagrado, todo resuena con vuestro nombre y alabanza" se cambió por "durante el bello mes que te está consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza". A primera vista el cambio parece no tener importancia, pero lo tiene en el sentido de que el plural mayestático se utiliza porque a la Virgen María, nuestra Señora, la reconocemos como Reina. Como dice el V misterio glorioso "Reina y Madre de todo lo creado". Entonces eliminar el plural mayestático, elimina el tratamiento que se le da en tanto que es reina, es desconocerle la majestad de su realeza (de hecho, "mayestático" viene de "majestad").
2. En la oración final se cambió la palabra "confunda" por "convierta", lo cual también es inconveniente y paso explicar el motivo. En esta oración primero se le entrega como ofrenda a nuestra Señora nuestros propios corazones y se le pide que nos ayude a servirla mejor. Luego se le pide que nos presente a nuestro Señor, para que Él nos conceda por medio de ella seis cosas,
i. que nos aleje de los vicios,
ii. que les dé la fe a los infieles,
iii. que confunda a los enemigos de la Iglesia,
iv. que "encienda por todas partes el fuego de su caridad",
v. que nos dé alegrías en las dificultades, y
vi. que nos dé esperanza en el futuro.
Y aquí viene el cambio que en vez de pedir la confusión de los enemigos de la Iglesia pide su conversión, lo cual a primera vista tampoco parece ser impropio, y de hecho no lo es, pero sí vuelve a la oración redundante y menos eficaz que la original.
Redundante, porque los enemigos de la Iglesia son todos infieles y ya se pidió su conversión en las frases anteriores, de manera poética y muy hermosa dice la oración,

"...que (vuestro Divino Hijo, Jesucristo) haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error; que vuelvan hacia Él, y cambie tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el vuestro."

Entonces, ya se pidió por su conversión al decir "que vuelvan hacia Él", eso es justamente "convertirse" es decir "volverse hacia Dios". Y no siendo suficiente, se pide que cambie los "corazones rebeldes" pidiendo incluso su penitencia, corazones que también incluyen a los enemigos de la Iglesia. Ahora bien, si ya se pidió por la conversión de los enemigos de la Iglesia, cuál es entonces el motivo de que se los nombre precisamente a ellos otra vez, el motivo es simple, porque a continuación, cuando se dice "Que confunda a los enemigos de su Iglesia", el autor se refiere a los que a pesar de todo no se convertirán, y entonces que ellos se confundan, porque si son enemigos de la Iglesia serán los responsables de algún mal hacia ella (la Iglesia) y confundidos no podrán cumplir con sus siniestros objetivos contra la esposa y cuerpo místico de nuestro Señor. Por lo tanto cambiando esta palabra, se deja de pedir por la protección a la santa Iglesia católica, que hoy como nunca necesita insistentemente defensa de sus enemigos, una divina confusión de sus enemigos, como en otro tiempo Dios lo hizo con los soberbios e impíos en Babel.

Finalmente todo esto es una prueba más de lo importante que es no cambiar las sagradas herencias que nos llegan de nuestros antepasados, quienes estuvieron en el tiempo más cercanos a los Apóstoles que nosotros, hay que procurar ser un depósito fiel de la Fe, lo que implica conservarla intacta y poder decir el día del juicio con san Pablo "Tradidi enim quod et accepi" Entregué lo que asimismo recibí (ICor. XV,3).

8 comentarios:

  1. Manuel Meza21:07:00

    Gracias Cerberus, es un consuelo encontrar en internest un pensamiento tradicioanl y que rescata el magisterio tradicionaly confiable de la Santa Madre Iglesia

    ResponderEliminar
  2. Si hasta el más malparado en la Iglesia se atreve a tutear a nuestra Señora. Hace ya algunos años se lo hice ver a Frank Morera. No respondió y, además, sigue en las mismas, como muchos otros.
    Esto no es casual. Es la voluntad diabólica de nivelar hacia abajo, transformando todo en un cambalache.
    Uno no se puede referir a una reina de la misma manera que a un igual.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:15:00

    Frank Morera es un caso perdido solo lleva agua a su molino, remite a todos a su blog, fomenta la cremación y la nulidad matrimonial entre otras desviaciones.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo22:44:00

    Por favor, continuar esta gran labor como un deber de misericordia: dar doctrina sana al que no sabe.

    Gracias por este gran esfuerzo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:36:00

    si esto les parece grave, lo que nos espera será peor. Todos se separaron de la iglesia: protestantes, anglicanos,etc. acabarán por destriuirla porque tienen dentro obiispos papas,sacerdotes, monjas... desde hace casi 40 años trabajando como cismáticos. los daños desde fuera importan menos, los de dentro son desgarradores. los puntos principales para atacar son: Maria y la Eucaristia ( Esta, se covertirá en un mero acto símbólico ) y en general los Sacramentos. Debemos de ir buscando sacerdotes conservadores.
    Un abrazo en los corazones de Jesús y de Maria

    ResponderEliminar
  6. Qu no el plural mayestatico se refiere a la primera persona del plural . Cuando decimos por ejemplo: "Hemos" logrado este trinfo. "Os" se refiere a la segunda persona del plural no necesariamente aplica par Ud o Tu.
    Tambien el Mismo Jesus en su oracíon que nos enseño..nos animó a hablarle con toda confianza a decirnos "Padre Nuestro que ESTAS en el cielo no, Que esta Usted en el cielo.
    Por favor no seamos como los fariseos hpócritas que halababan a Dios de dientes para fuera pero tenia el corazon podrido de arrogancia

    ResponderEliminar
  7. Luis: no es fariseismo ni arrogancia que pudre nuestro corazon el uso del "plural mayestatico" tan arraigado por siglos en la devocion de la Iglesia, si la oracion se escribio originalmente asi, fue en reconocimiento de la realeza de nuestra Señora, por que de hecho se dice "vuestro nombre y alabanza" por ejemplo, cuando se refiere al nombre de ella que es una, pero la palabra "vuestro" es el posesivo de "vosotros" que son varios.
    En el articulo no se esta afirmando que una oracion este mal solo por que no incluya el "plural mayestatico", porque claramente seria contradictorio, como ud. indico. Lo que se critica es que no hay motivo para quitarlo por un tuteo, si con eso se pierde la intencion original de reconocer a nuestra Señora como reina. Y supongo, que todos aqui sabemos que ciertamente lo es. ¿por que negarlo?,

    ResponderEliminar
  8. Anónimo20:38:00

    "Saulo, Saulo, por qué me persigues?"

    Cristina Toledo
    de Argentina

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.