15 jul. 2010

El Escapulario que salvó dos vidas

 

el cruzado Inicio » Blogs » mmontt's blog

Gregory Johnson

La siguiente historia es verdadera. Fue publicada originalmente en un periódico alemán bajo el título de Seine Mutter Meine Mutter [Su madre y mi madre] por AM Weigl y traducido por Anna C. Pertsch.

CrusaderScapular250  Mi batallón era miembro de la Brigada de Irene. Estábamos a punto para avanzar. Después de pasar por Eindhofen, nuestros camiones y tanques pasaron por Uden. En la noche acampamos en una vieja granja cerca de Nijmegen. Detrás de la casa había una vieja bomba de madera rodeada de ladrillos. Esto ofrecía una buena oportunidad para un soldado para lavar el sudor y el polvo de horas de lucha. Usted puede imaginar que hicimos un buen uso de esa oportunidad.

Yo era uno del grupo, así que tiré la chaqueta al suelo y colgué el Escapulario en la bomba mientras me lavaba.

Una pérdida inquietante

Una hora más tarde recibimos la orden de proceder a una milla y media más y ocupar una trinchera allí. Estábamos esperando ser capaces de obtener un sueño reparador en esa zanja. Estaba a punto de acostarme y me fui desabrochando el cuello cuando, para mi horror, me di cuenta de que ya no tenía mi Escapulario.

imagen

Nuestra Señora del Monte Carmelo sosteniendo el escapulario marrón

Había sido un regalo de mi madre. Lo tuve conmigo durante toda la guerra y ahora que nos acercábamos a la guarida del león ¿iba a ser privado de éste? Ir a buscarlo era impensable, así que traté de no pensar más en eso para ir a dormir. Me moví de lado a lado, y no pude conciliar el sueño.

A mi alrededor, mis compañeros dormían como troncos, aunque de vez en cuando caían balas peligrosamente cerca. Por último, fui superado por mi deseo de recuperar  mi escapulario y me escapé de entre mis compañeros.

No fue tan fácil pasar de la guardia, pero me las arreglé para hacerlo y corrí hacia el camino por donde habíamos venido. Estaba muy oscuro, pero sin embargo tuve buena suerte y en poco tiempo estaba de vuelta en la granja y en la bomba. Mis manos se deslizaban buscando por toda la bomba pero el Escapulario no estaba.

Estaba a punto de encender un fósforo cuando se oyó el ruido de una explosión terrible. ¿Qué iba a hacer? ¿Era ése el signo de un ataque enemigo? Tan rápido como pude, salí corriendo de vuelta a nuestra trinchera. Tal vez podría hacer algo para mis amigos allí.
Cerca de la zanja vi a los ingenieros ocupados en el trabajo eliminando a toda prisa los montículos de tierra y alambre de púas. En el mismo lugar donde mis compañeros habían estado durmiendo se abría una gigantesco hoyo. Antes de haber dejado esta trinchera, el enemigo había colocado una bomba de tiempo en ella y ésta había estallado durante mi ausencia. Nadie sobrevivió a la explosión. Si yo no hubiera salido a buscar mi escapulario, habría sido enterrado bajo los escombros también.

"Pensé que estabas ahí!"

A la mañana siguiente fui a la cocina de campaña y me encontré con un soldado amigo.

Me miró con asombro y dijo: "Pensé que estabas en esa trinchera!"

Yo le respondí, igualmente sorprendido, "y yo pensé que tú habías sido enterrado ahí!"

Mi amigo continuó: "Yo estaba en la zanja, pero antes de irme a dormir, me puse a buscarte. Pero no te pude encontrar. El cabo me vio buscando alrededor, me preguntó qué quería. Cuando le dije lo que estaba haciendo allí, dijo: "Sea sensato! En vez de eso, vaya a esa posada cercana a buscarme una botella de agua: "Y mientras yo estaba en este encargo, se produjo la explosión."

Yo le respondí: "Bueno, yo también escapé por un pelo. Pero ¿por qué me estabas buscando a esa hora de la noche? "
“Para entregarte esto” , respondió él, y me entregó mi escapulario que había tomado de la bomba vieja.

peraumass600pxw _____________________________

Artículo publicado en Tradition in Action

Traducción: El Cruzado

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.