31 jul. 2009

Las víctimas de abusos en Irlanda se sienten estafadas por el Gobierno.

Nos resulta altamente complejo y doloroso tocar este tema, pero es menester el hacerlo.
Complejo porque no existe argumento que pueda justificar que una persona se ampare en la confianza que se le entrega para cometer toda clase de tropelías victimizando a quienes les han sido entregados a su cuidado y protección, en este caso tanto espiritual como física.
Doloroso porque vemos como día a día se abulta mas el expediente de religiosos implicados en estos repudiables y cobardes actos, el ver como se ha impreso una repugnante mancha indeleble en la imagen pública de Nuestra Amada Iglesia, y digo en la imagen pública porque es eso lo que se ve afectado, incurren en un tremendo error y cometen gran injusticia quienes sin disimular el agrado que les producen estas situaciones por afectar a la Iglesia Católica, se dan a la labor de culpar a la institución, y es mi intención la de defender la honra de La Iglesia; los victimarios según mi parecer no tienen justificación.


Al observar un mantel blanco que tenga una mancha negra siempre llevaremos nuestros ojos a la mancha, olvidando a ratos que la mancha no es el mantel.

Cavile bastante antes de decidir comentar estos hechos, me documente lo mas que pude como hacemos constantemente los miembros de equipo antes de exponer algún tema, la conclusión no fue buena, al adentrarse en el escabroso mundo de las conductas sexuales desviadas nos vamos encontrando con que alcanzan horizontes que no se nos hubiese ocurrido, sumado a ello que todo el lenguaje técnico con que médicos, psiquiatras y psicólogos describen la enfermedad muy pulcramente, razón por la cual me limitare en decir que: De acuerdo a los estudios que se ha hecho hasta el momento (aun hay estudios en curso de los que se espera llegar a un conocimiento más acabado de estas anomalías).

a) Pedofilia, Paidofilia. (Del gr.
παῖς, παιδός, niño, y -filia).1. f. Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes.
(Se trata aquí de la inclinación sin llegar a la ejecución de los actos)

b) Pederasta, pederastia.1. f. Abuso sexual cometido con niños.2. f. sodomía.
(En este caso el pedófilo no se contiene y ejecuta el acto)
En ambos casos el pedófilo o el pederasta pueden ser hombre o mujer, siendo esta ultima una condición que es más escasa de encontrarse.


(Tomado de un foro) La pedofilia, desde un punto de vita psicológico, tiene su raigambre en la constitución subjetiva de un individuo, especialmente en los procesos que acontecen en la primera infancia y luego en la adolescencia.
No hay una receta, solo te digo que si lo padres cumplen sus funciones, tanto de contención afectiva, como de instauradores y portadores de una legalidad certera y precisa. Si estimulan y fomentan vínculos del niño/a con el medio externo, si propician y dan espacio a su progresiva independencia e individualización, probablemente nada de esto suceda.
En la pedofilia hay una fijación a un momento infantil, fallas en los procesos identifica torios y en los mecanismos de defensa inconsciente que pone un sujeto en juego ante por ej. La sexualidad, por eso está del lado de la perversión.
Y en tanto conducta perversa, el sujeto actúa bajo su propia ley, quedando esta legalidad por su carácter arbitrario, por fuera de la normativa socio-cultural que nos incluye a todos como sujetos de una sociedad y nos hace parte del universo humano y social.
No sienten pudor, ni vergüenza que son los primeros sentimientos que garantizan la instauración de cierta instancia psíquica reguladora de nuestra conducta.
Es una falla muy severa en la constitución psíquica, y por tanto de difícil abordaje terapéutico.

De lo anterior se desprende que: Es fundamental poner mucha atención en la educación de los niños desde su más temprana edad, siendo fundamental el rolo contralor que juegan ambos padres, cabe aquí mencionar que de acuerdo a lo que señalan los estudios, todos los pedófilos(as) y pederastas han sufrido abusos en su infancia situación que redunda en un cambio de roles al ser ellos los adultos, y de haber sido víctimas se trasforman en victimarios.(Similar mecánica ocurre con los padres golpeadores).

De acuerdo a lo que dicen los especialistas estas anomalías psíquicas no tendrían solución terapéutica, sucede que los individuos que sufren de esta incurable enfermedad no sienten pena ni remordimiento, lo ven como una expresión de afecto, como normal, a pesar de que puedan llegar a tomar conciencia del daño que ocasionan, lo vuelven a hacer cuantas veces se les presenta la oportunidad. (No entrare en detalles dado el calibre de los relatos haciendo la consideración de que por ser este un Blog no medico no me corresponde el exponer detalles en ese sentido, quien quiera documentarse al respecto es libre de hacerlo.)

Esta desafortunada anomalía mental no es monopolio exclusivo de la iglesia Católica, la que se ve más expuesta entre otros factores por el hecho de ser una institución de figuración mundial y en cuyas filas existe multitud de hombres es que la suma de casos se hace más notoria), no obstante quienes quieran ahondar en el estudio de estas conductas se darán cuenta de que no pertenece a una condición especial de hombre, siendo conocidos muchos casos en ejércitos, colegios, empresas y de acuerdo a las estadísticas concentrándose más del 80 % de la ocurrencia de este tipo de abusos al interior de las familias, ya sea el papa, el tío, el vecino, etc.

Consta que las más grandes redes de pederastia, pornografía infantil y tráfico de niños en países desarrollados como en no desarrollados se han visto entorpecidas las investigaciones por que dentro de las redes se encuentran implicados: Jueces, ministros, policías, guardadores, empresarios, cantantes, personajes influyentes y miembros de la realeza entre otros llegándose al extremo de ser cerrados los casos sin imputados.

Tanto o más grave se torna en el caso de la Iglesia, la actitud de irresponsable encubrimiento por parte de los superiores de estos depravados
(las menos veces pero ha ocurrido no denuncian por que ellos mismo serian denunciados), los que normalmente no dan crédito a las víctimas, confirman en sus cargos a los sacerdotes o religiosos implicados y muchas veces optan por la culpable decisión de rotar de parroquia en parroquia y a veces de diócesis en diócesis a estos nefastos personajes que por el camino van dejando una silenciosa y larga estela de destrucción espiritual y física.

A ellos y en ellos recae una terrible responsabilidad ya que se hacen cómplices de los delitos cometidos por sus subalternos.

Corresponde a todo buen superior el velar por el bien común y aplicar JUSTICIA, y si esta pasa por incoar procesos judiciales que redunden en el encarcelamiento de estos delincuentes, enhorabuena, es lo que corresponde.

También como en todo ámbito de cosas "Es mejor prevenir que sanar", es que hemos visto con agrado y un tanto de amargura que a raíz de la proliferación de denuncias que han dejado ver la real dimensión del problema al interior de la Iglesia, en muchos seminarios se ha extremado el control psíquico de los postulantes, constituyéndose este tipo de control en esencial a la hora de aceptar a un nuevo miembro, de esta manera se reduce la posibilidad de estar "entregándole la miel a oso" así sin más.

Una última reflexión con respecto al tema es la de no perder de vista de que se trata de ALGUNOS HOMBRES DE IGLESIA. No son todos los sacerdote y religiosos, l multitud de buenos y santos varones que forman el grueso de las filas de la Iglesia, trabajan día a día por la salvación de las almas y el triunfo del Reino de Cristo.



  • Una sentencia judicial garantiza el anonimato de los responsables
  • Las víctimas piden que se juzgue a los religiosos implicados

La Comisión, puesta en marcha por el Gobierno en 2000, ha acusado a generaciones sucesivas de sacerdotes y monjas de pegar, privar de alimento y en algunos casos violar a niños en la red de reformatorios y talleres-escuela de Irlanda entre las décadas de 1930 y 1990.

Pero en 2004, los Hermanos Cristianos, orden católica que en el país era la mayor institución en cuidado de niños varones, logró que una sentencia judicial garantizara que no se revelaría la identidad de ninguno de los religiosos implicados en los hechos, tal y como era la intención inicial de la comisión.

Un millar de testimonios acusadores

El Comité Confidencial de la Comisión recogió el testimonio de 1.090 testigos o víctimas directas de abusos cometidos entre 1914 y 2000, en 216 escuelas y residencias de distinto tipo. Pero ningún abusador será acusado como resultado del informe.

Las víctimas se sienten engañadas y estafadas, porque pese a que el informe estima que el Gobierno era consciente "del trauma físico, emocional y sexual extenso infligido en niños por los sacerdotes católicos, los hermanos y las monjas", según el diario Irish Independent, ni antes, ni tampoco ahora ha hecho nada para castigar su conducta.

Christine Buckley, víctima de abuso en la escuela industrial de Goldenbridge, ha criticado que el informe proteja a los responsables del abuso.

Otro de los afectados, John Walsh ha ido más lejos: "Nunca habría abierto mis heridas si hubiera sabido que éste iba a ser el resultado final", según recoge la BBC. "Me ha devastado y devastará a la mayoría de las víctimas porque no hay procedimientos penales y ninguna responsabilidad", ha añadido.

Las declaraciones del cardenal Sean Brady, en las que se ha mostrado "profundamente apesadumbrado y avergonzado" por el hecho de que los niños sufrieran de ese modo a manos de quienes cuidaban de ellos "en nombre de Cristo", no bastan para restañar las heridas.

John Kelly, coordinador del grupo Sobrevivientes de Abuso Sexual (SOCA), ha manifestado que no puede haber un cierre sin una acusación a los culpables.

"He recibido llamadas todo el día de ex residentes, sienten que sus heridas han sido reabiertas por nada". "El primer ministro les había prometido justicia en 1999 y se sienten estafados. Esperaban que los acusados fueran llevados a juicio", añadió.

1 comentario:

  1. Anónimo15:32:00

    La lucha por la verdad nunca debe cesar. Es hora que los pecadores ayudemos a la redencion de la religion y la fe que los curas corruptos han derribado con grave daño para la evolucion y el inconsciente colectivo de muchos feligreses engañados que tienen sentimiento de culpa ajeno a ellos. De las hogueras de la SANTA INQUISICION hasta ahora, nada cambio. Los clerigos siguieron dominando y corrompiendo voluntadas, manipulando mentes y miedos del infierno cuando ellos mismos son la viva representacion del ANTICRISTO.
    La religion, la fe, la espiritualidad, existe al margen de estos mercenarios de la religion cubiertos de oro, orgullo y fatuidad historica.
    Soy investigador, historiador, cronista, escritor, lo digo, no soy improvisado en el tema, hablo con conocimiento y verdad. Hector Chiaradia de Argentina.

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.