21 oct. 2009

PARA LOS QUE CREEN QUE ANTES DEL VATICANO II SE VIVÍA EN LAS CAVERNAS

Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires 1934

Escudo del Congreso Eucarístico.
Dos años antes se comenzaron a entregar.
Cuando llegó el mes de octubre de 1934, no había practicamente casa que no ostentara alguno en su fachada.


Su Santidad el Papa Pío XI


Su eminencia, el Cardenal legado de su Santidad Eugenio Pacelli , futuro Pío XII


El Conte grande (barco que transportó al Cardenal legado) llega al puerto de Buenos Aires.


Los integrantes del Comité organizador del Congreso Eucarístico de 1934

Por un instante la respiración de todos los que estaban en el puerto se entrecortó: delante de ellos, una aparición .

Con porte de príncipe y gesto de ángel, desciende por la planchada del Conte grande el Cardenal Pacelli.

El Cardenal trasladado en la carroza presidencial desde el puerto hasta la residencia preparada para el legado

-

Una escena que disgustó al radicalismo:

El presidente Agustín P. Justo beneficiándose de los vivas al Cardenal Pacelli.

Dicen que luego de tantas atenciones y de la oración que pronunciara ante el Santísimo Sacramento,

el presidente argentino fue llamado traidor por sus cófrades masones (en esa época como ahora muchos políticos lo eran)

El Legado Pontifico saliendo de Casa de Gobierno donde había sido recibido por el presidente de la Nación

Una multitud en la Avenida de Mayo da la bienvenida al Cardenal Legado.

A los lados del recorrido se habían apostado todos los integrantes de las Fuerzas Armadas y como no alcanzaron para cubrir el trayecto fueron completados con los alumnos de los colegios Católicos (que en 1934 eran verdaderamente “católicos”)

Vista de la gran Cruz levantada en Palermo

Séquito que acompañó a Su Eminencia el Cardenal Legado Eugenio Pacelli


El cardenal Pacelli venera la reliquia del beato Roque González

Otra vista de la gran Cruz levantada en Palermo


Vista nocturna con la iluminación en forma de “candelabros”

La gran cruz levantada según el proyecto del ingeniero Mayol sobre el monumento de los españoles en la avenida de las Palmeras (Sarmiento) y Avenida Alvear (del Libertador) sobre un gran estrado. Poseía cuatro altares -uno hacia cada avenida- donde se oficiaron numerosas Misas, algunas de ellas en forma simultánea.

En la esquina más cercana en la fotografía, la torre para la transmisión radial al mundo.

El coro de seminaristas con alrededor de 560 voces (en esa época había vocaciones)

El Cardenal legado al finalizar la primera jornada

Los Obispos y prelados asistentes

Adoracion en la Basílica del Santísimo Sacramento en Retiro


11 de octubre de 1934: Día de los niños (sin títeres, ni globos)
Primeras comuniones: La blanca columna de la izquierda nos muestra los 110.000 niños que recibieron su primera comunión ese día.
Como era la costumbre ofrecieron sus oraciones y sacrificios que se llamaban “ramiletes espirtuales” (las canastitas) que alcanzaron la escalofriante cifra de cerca de 4.000.000…

Distribución de la Comunión a los niños.

“Nuestros dones no son palmas, ni es escudo blasonado,

son espigas y racimos de la santa Comunión.

Es la Sangre redentora en el Cáliz consagrado

y es el Cuerpo donde late tu Divino Corazón.

Llene el aire nuestro acento aclamando al Redentor

en el santo Sacramento de la gracia y del amor

Tú nos diste tierra inmensa, cielo azul, suelo fecundo;

en el santo Sacramento todo ahora Te nos das.
A mirarnos ha venido y asombrando clama el mundo:

¡Esta es tierra de las hostias.Y del pan y de la paz!

¡Digno cuadro el que ofrecemos bajo el cielo, ante la historia!

Si la Pampa se te entrega de sus trigos en la flor,

en los santos ofertorios de este día que es de gloria,

nuestras madres dan sus hijos para darte lo mejor…! “

(Canto durante el ofertorio de la Misa de los Niños)

“Si nos os haceis como niños no entraréis en el Reino de los Cielos… “


11 de octubre de 1934: Día de los niños

“¡Esto es el paraíso!” exclamó el Cardenal Pacelli.

“Ciento diez mil niños…” tomen nota catequistas de ahora.

Los hombres comulgan de rodillas en plaza de Mayo


A medianoche:

En plaza de mayo, Misa de comunión general para caballeros y jóvenes (eran considerados hombres si ya tenían los “largos”)
Fue realmente masiva.

La procesión de antorchas arrancó en la plaza del Congreso y finalizó en Plaza de Mayo.

Buenos aires vió como nunca a los hombres , aún los más reacios y obstinados, bajar de sus balcones y salir de sus casas para confesarse ahí nomás en la calle.

Buenos Aires y la Argentina estuvo esa noche en estado de gracia …


El Cardenal legado visita la Basílica de Luján

12 de octubre:

Día de la Raza.

Reunión de las delegaciones de toda América y del mundo

Disertación de Su Eminencia el cardenal Isidro Gomá, arzobispo
de Toledo y primado de España


13 de octubre de 1934:
Día de la Santísima Virgen María


Homenaje de las Fuerzas Armadas de la Nación
Bautismo de conscriptos


Los militares se confiesan


De rodillas, los cadetes militares reciben la Comunión


El legado pontifcio con el presidente de la Nación y autoridades militares

La gran cruz sobre el monumento de los españoles en Palermo

La cifra impresiona para aquella época: 2 millones de personas…

14 de octubre de 1934:

Día del Triunfo Eucarístico mundial
Comienza la solemne procesión eucarística desde la Iglesia de N. S. del Pilar en Recoleta

El Cardenal Eugenio Pacelli arrodillado ante el Santísimo sacramneto, transportado sobre una carroza


Magnífica vista de la custodia durante la procesión

El cardenal legado arrodillado ante el Santísimo Sacramento durante la procesión triunfal


La religiosas al paso de la custodia que contiene al Santísimo Sacramento durante la procesión


El cardenal legado arrodillado ante la custodia que contiene al Santísimo Sacramento durante la procesión


El Cardenal Pacelli, legado del Papa Pío XI durante la procesión


Obispos de Argentina y el mundo, acompañan la procesión eucarística por la Avenida Alvear (actual Libertador)


Al final de la procesión triunfal con el Santísimo Sacramento
el Cardenal Pacelli posa con el clero y los ayudantes


14 de octubre de 1934:
S.S. Pío XI dirige un Radiomensaje a la Argentina clausurando el Congreso Eucarístico


16 de octubre de 1934:
El cardenal Eugenio Pacelli, legado de Pío XI se despide de la Argentina


Escala en Brasil de regreso a Roma:
el cardenal Pacelli visita al presidente Vargas en el palacio de Itamarity

Visto en

Surge Propera

http://santaiglesiamilitante.blogspot.com/

y

http://sipastorangelicvs.blogspot.com/2009/10/lxxv-aniversario-del-congreso.html

HIMNO DEL CONGRESO EUCARÍSTICO DE 1934

¡Dios de los corazones sublime Redentor,
domina las naciones y enséñales tu amor!

Señor Jesucristo que en la última Pascua,
tu Sangre divina diste antes de darla:
tu Cuerpo y tu Sangre deseamos con ansias…
¡En donde está el cuerpo se juntan las águilas!

Es tuyo este pueblo de muchas estirpes,
pues Tú renovaste sus fuerzas viriles:
Es de Ella y es tuyo, lo guarda la Virgen,
llegada en carreta por campos humildes.

Conocen tu nombre, la urbe y el río,
la línea que es Pampa y el germen que es trigo…
y cálidas notas de timbre argentino
saludan tu hechura de Dios escondido.

Pasearon el Corpus por nuestros solares
los hombres que luego fundaron ciudades.
Y abrieron los surcos para los trigales…
(Espigas dan hostias y leños altares).

Antes que el arado rompiera la costra
de la tierra virgen se elevó la Forma…
¡Bandera tu Cuerpo fue en la azul atmósfera!
¡Y el cáliz dorado fue el sol de la gloria!

Manso Rey que sellas la tierra argentina
con el sello blanco de la Eucaristía:
La Patria se aroma de incienso de Misa,
tú rozas los labios y alientas las vidas.

En torno a tu mesa cien pueblos y razas,
nutrió de infinitos tu oculta sustancia…
Pequeñez inmensa que multiplicada
es pan para el hambre de todas las almas.

2 comentarios:

  1. en realidad antes del concilio vaticano II se vivia mas de acuerdo al tradicionalismo hablanando tambien sobre Ordenes religiosas que ahora se han transformado en DesORDENES,no hay respeto por nada, gracias a las reformas mal hechas.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:21:00

    Los argentinos somos raros, pasamos en tan pocas generaciones de ofrecer entonces aquel "digno cuadro ante la Historia", a ofrecer hoy el cuadro patético del Papa Francisco ayudando como nadie a destruir la Santa Iglesia. Pero bueno, será que somos así. Muy buena publicación.

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.