19 sept. 2010

SI EL DEBER DE FIDELIDAD MATRIMONIAL NO TIENE VALOR SOCIAL, NI LEGAL, NINGUN OTRO VALOR ORIGINADO EN LA CONVIVENCIA, LO TIENE

Dra. Liliana Ángela Matozzo.


Liliana Angela Matozzo La preparación matrimonial debiera incluir mínimos conocimientos legislativos sobre el matrimonio, de procreación y educación de los hijos.
Obviamente, que cuando el adulterio dejó de ser un delito penal, todo se vino abajo. Si el deber de fidelidad entre cónyuges no es exigido legalmente y penado su incumplimiento, ya no quedan más deberes para lo que se origina en el matrimonio (hijos).
Es más penado librar un cheque sin fondos, violar la affectio societatis, que la affectio maritatis.
Los mismos jueces de familia se matan de risa al oír hablar de adulterio e insisten a las ex esposas durante las audiencias en no proseguir con divorcios contradictorios, "porque les aseguran bajo presión que es mejor conciliar, porque las culpas generalmente se reparten, o bien podrían caer sobre ellas mismas".
Entonces, ya nada importa: si no es fiel, si no pasa alimentos, si golpea a sus hijos, si los usa como botín de guerra, si los trae cuando le da la gana en el día de visita: TODO VALE.
Si se quieren asumir las responsabilidades del matrimonio, hay que hacerlo con todas, no con una parte nada más.
El deber de alimentos, asistencia, cohabitación, débito conyugal, debe estar sustentado en el deber de fidelidad, y nuevamente punir penalmente el adulterio. El que se quiera ir con otra u otro, debe ser honesto, plantearlo y pedir el divorcio.
No se debe engañar a un cónyuge. A partir de allí, los hijos verán a sus padres con más respeto, porque se responsabilizan por lo que hacen. De este modo, TODO VALE. Y ven que el cónyuge adúltero es casi un ídolo social, sobre todo si la cambia por un modelo nuevo.
El que no quiera responsabilidades que no se case.
Ahora, le podemos decir a alguien "que no tenga hijos", sin ser totalitarios, de acuerdo con las leyes de salud reproductiva.
Debemos exigir legalmente que se arbitren medios para cumplir con el deber de asistencia, educación, alimentos, etc.
Y el beneficio debe ser extensivo a quien tiene los hijos bajo su custodia.
No se puede martirizar al que tiene la tenencia con 3 trabajos, no dormir, no ocuparse de sí mismo, y premiar al abandónico con días de visita "de joda" sin ninguna obligación, ni siquiera la de cumplir con la cuota alimentaria que realmente necesitan sus hijos.divorcio2
Siento espanto cuando oigo algún juez o jueza dirigirse al incumplidor y preguntarle "sin que se vaya a ofender", ¿cuánto puede pagar?, teniendo a la vista el sueldo de 10.000$ del tipo y su traje de marca, rolex, etc.
Peor, si la madre reclama, la miran enojados y le dicen "cállese, estamos negociando la cuota".
¿De qué negociación hablan?
Los alimentos son una obligación legal, con base en derechos humanos fundamentales y en el interés superior del niño, no una negociación.
Y allí va todo. O sea, las obligaciones más "light", son las de la familia.
Por ello, aparecen grupos alternativos que captan a la gente: ej, sectas, bandas, templos de artes marciales, grupos de boy scouts, hermandades, cofradías, etc.. Allí hay reglas firmes, deberes firmes y castigos terribles para quienes no los cumplen. Los chicos a veces prefieren eso, en vez de la desarticulada familia en donde todo se mueve en una ciénaga de diaria devaluación.
Las relaciones de familia, se han convertido en las relaciones más impunes y menos valiosas para la ley y la justicia. ¿Y para la sociedad?
¿Tiene relevancia la familia como protagonista de la vida política, social, laboral, etc...? ¿O constituye un estorbo a planes de dominación? Un hombre solo, sin familia, es más fácil de dominar que toda una familia.
¿Qué hijos pueden salir de todo esto?
Si no se apuntala el matrimonio, si no se revaloriza la paternidad/maternidad, es difícil que los derechos de los niños, de los ancianos, de las mujeres embarazadas, de los enfermos y discapacitados, dejen de ser una declamación con la que muchos políticos se llenan la boca.

¡Destruyendo a la familia, se condena a la sociedad a un suicidio colectivo!

Dra. Liliana A. Matozzo
               Abogada
Doctora en Ciencias Jurídicas.

*****************************

 

quiero dormir

Charla matrimonial

por quierodormir

¿Es posible que algún día tenga una  conversación como ésta?

- Esposa: ¿A dónde vas?
+ Marido: Salgo un rato.
- ¿Te vas con el coche ?
+ Sí.
- ¿Tiene gasolina?
+ Sí, ya le puse.
- ¿Vas a tardar mucho?
+ No mucho.
- ¿A dónde vas?
+ No sé, por ahí. A dar una vuelta.
- ¿Y no prefieres ir caminando?
+ No, voy con el coche.
- ¿Me traes un helado?
+ ¿De qué sabor?
- De chocolate.
+ Bueno, vuelvo por la heladería y te traigo uno.
- ¿A la vuelta?
+ Sí, para que no se derrita.
- ¿Por qué no vas ahora, vuelves y me lo dejas?
+ Mejor a la vuelta, va a ser mejor.
- Ya…
+ Cuando vuelva tomamos el helado juntos.
- Pero a ti no te gusta el chocolate.
+ Me compro otro.
- ¡Trae uno de vainilla!
+ Tampoco me gusta la vainilla.
- Entonces de fresa, que nos gusta a los dos.
+ Muy bien. Besos, vuelvo en un rato.
- Cariño…
+ ¿Qué?
- Mejor fresa no. Trae limón.
+ ¡No me gusta el limón!
- Entonces tráeme chocolate a mí y para ti lo que quieras.
+ Fue lo que dije al principio.
- ¿Estás siendo irónico?
+ No, me voy.
-¡Dame un beso!
+ Bueno… (beso)
- ¿Vas con tu coche o con el mío?
+ Con el mío.
- Usa el mío, tiene CD. El tuyo no.
+ No voy a oír música, voy a despejarme un poco.
- ¿Necesitas despejarte?
+ No sé, cuando salga te digo.
- ¡No tardes!
+ No tardo… (abre la puerta).
- Amor…
+ ¿Y ahora qué…?
- ¡Qué grosero! ¡Mejor vete ya!
+ Estoy intentando irme y no me dejas.
- ¿Por qué tienes que ir solo? ¿Te vas a encontrar con alguien?
+ ¿Qué quieres decir?
- Nada.
+ (Cariñoso) ¿Crees que te estoy engañando con alguien?
- No… claro que no… pero tú sabes cómo son.
+ ¿Cómo son quiénes?
- ¡Los hombres!
+ ¿Estás generalizando o estás hablando de mí?
- Estoy generalizando.
+ Entonces no se aplica a mí. Sabes que no te haría algo así.
- Ya, bueno. Vete entonces.
+ Ya me voy.
- Espera.
+ ¡Ay por Dios! ¡¿Qué?!
- Llévate el móvil, ¿quieres?
+ ¿Para qué? ¿Para que me estés llamando a cada rato?
- No. Por si pasa algo.
+ No te preocupes.
- Perdóname por la desconfianza. ¡Es que te extraño!
+ Está bien. No quise contestarte así. Te amo.
- ¡Yo también!
- ¿Puedo usar tu móvil ?
+ ¿Para qué?
- Es que me gustan unos jueguitos que tiene.
+ ¿Quieres mi móvil para jugar?
- Sí.
+ Usa el ordenador, hay un montón de juegos ahí.
- No entiendo ese aparato…
+ ¿Y para qué me hiciste que lo comprara el mes pasado?
- No importa. Llévate el móvil porque si no, lo voy a usar.
+ Úsalo, no hay nada importante en él.
- ¿Sí?
+ Sí.
- ¿Dónde está?
+ ¿El qué?
- ¡Lo que debería estar en el móvil y no está!
+ ¿Qué?
- ¡Nada! ¡Olvídalo!
+ ¿Estás nerviosa?
- No, no estoy.
+ Entonces me voy.
- Lo último…
+ -¿¿¡¡QuééééÉÉÉÉ!!??
- ¡Ya no quiero el helado!
+ ¿Ah no?
- ¡No!
+ ¡Entonces yo ya no voy a salir!
- ¿Ah no?
+ ¡No!
- ¿Entonces te quedas conmigo?
+ No, me aburriste. ¡Me voy a dormir!
- ¿Estás nervioso?
+ ¡Sí!
- ¿Y por qué no te vas a dar una vuelta para despejarte?

3 comentarios:

  1. LILIANA MATOZZO9:05:00

    LOS PLANES CURRICULARES DEBIERAN TENER CONTENIDOS SOBRE EL RESPETO NECESARIO PARA CONVIVIR. DIRAN QUE NO SE PUEDE ENSEÑAR A SER MEJOR PERSONA, PERO YO CREO QUE SI. CREO QUE FORTALECIENDO EL VALOR DEL RESPETO HACIA EL PROJIMO (CONYUGE, HIJOS, PADRES, ABUELOS, HERMANOS, AMIGOS, VECINOS, OTROS...) SE PUEDE MEJORAR MUCHO LA CALIDAD DE VIDA Y ASEGURAR UN MEJOR DESTINO A NUESTRO PAIS.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:44:00

    Liliana Matozzo fue candidata junto a un transexual en elecciones pasadas. ¿Qué moral sobre el matrimonio puede predicar esta embustera?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo
    12:44:00 Me puede enviar mas antecedentes de esto para publicarlos, desconozco por completo eso que me dice.

    ResponderEliminar

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.