13 abr. 2012

Santoral (San Hermenegildo)

 

http://misantoraltradicional.blogspot.com/
                                                                     SAN HERMENEGILDO  San He1Sacar de la nada cuanto somos y cuanto nos rodea, sólo pudo hacerlo Dios, como realizar un bien utilizando aquellos mismos medios que,según los cálculos humanos, debían haber afianzado para siempre el mal.
En todas sus obras es admirable Dios, pero su poder resplandece sobre manera cuando valiéndose de causas que,según el cálculo de los hombres, solamente pueden producir efectos desastrosos, obtiene imperecederos resultados de bondad...
Hacina Dios tinieblas y luego, por su voluntad soberana, por su poder infinito, las tinieblas se convierten en luz.
Los visigodos fundan la monarquía ibérica, y el arrianismo con ellos se extiende por toda la Península. Pero después, ellos mismos, los que dejaron caer el tenebroso velo de la herejía sobre España, sus mantenedores, sus defensores, serán los mas decididos defensores del Cristianismo, y cada uno portará en su frente, antes obscurecida por la bruma del error, el foco espléndido de la verdad católica.Y a sus rayos límpidos la sociedad española cobrará vigor nuevo, y en ella florecerán toda clase de virtudes y heroismos.
San Hermenegildo es la primera figura esplendorosa que ilumina aquel fondo de obscuridad. San Hermenegildo es la primera flor de sacrificio que eleva su olorosa cáliz entre las malezas de la monarquía visigoda. Él con su conversión, inicia, prepara la total evolución religiosa de nuestro país (España). El último vástago de los reyes arrianos, ingertándose en el árbol del catolicismo y recibiendo su savia benéfica, fue el origen de un nuevo plantel de monarcas, celosos en promover y defender la verdadera religión. La sangre de éste príncipe sería el robusto cimiento sobre el cual se alzaría el robusto edificio de la monarquía católica de España.
Dueño Leovigildo del cetro español por muerte de su hermano Liuva, había sometido a su yugo casi todas las provincias ocupadas por los romanos. Se posesionó de la Bética,rodeó la Cantabria,tomó la ciudad de Amaya, invadió la Aquitania, y henchido de orgullo y cargado de despojos, tornó a España resuelto a dar cima a sus ambiciosos proyectos de conquistador.
Soberano ya de casi toda la nación ibera, resolvió hacer hereditaria en su familia la corona que hasta aquel tiempo había sido electiva, y al efecto, asoció al reino a sus dos hijos, Hermenegildo y Recaredo, hábidos de su primera esposa- Teodosia- hermana de los ilustres arzobispos de Sevilla- San Leandro y San Isidoro- dándoles al primero Andalucía y al segundo Aragón.
Dos mujeres juegan principalisimo papel en este drama de San Hermenegildo, una prepara con su acendrada religiosidad y eximias virtudes la conversión del príncipe, otra, con sus perfidias, trata de hacerle apostatar, trayéndole al funesto camino de la herejía arriana.Aquélla es Ingunda, su esposa, hija de Sigisberto, rey de Lorena. Ésta, Gosvinda, casada en segundas nupcias con Leovigildo, fanática, abiciosa y cruel. Ingunda y Gosvinda son para Hermenegildo dos espejos en los cuales se reflejan las excelencias y maldades de sus respectivas religiones. Viendo a su esposa, paciente, resignada, humilde,caritativa, perdonadora...y observando a su madrastra vengativa, iracunda, soberbia, desprovista de todo sentimiento de humanidad, el ilustre príncipe se persuade de la grandeza de la religión católica que tan generosos y elevados sentimientos sabe inspirar, y al fin, cede a las amantes súplicas de su esposa y a las reiteradas instancias de su tío, San Leandro,y rompe de una vez y para siempre las ignominiosas cadenas que le tenían aprisionado al error.
San Leandro fue quien le administró el Sacramento del Bautismo y después el de la Confirmación con tanta pompa y solemnidad, que en memoria de aquel feliz suceso mandó el príncipe acuñar monedad de oro, donde se leía: Hereticum hominem devita.
Imposible describir el efecto que ésta conversión inesperada produjo en los círculos de la arriana corte.

Continuará (pág 273).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se permiten los comentarios anónimos sin necesidad de cuenta, los mensajes con groserías, apologia de ideas contrarias a las mias o brutalidades no se publicaran, no obstante ello de ser interesantes serán editados y publicados con la advertencia de que han sido modificados.